Unidos contra Occidente

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente ruso, Vladímir Putin, junto al presidente chino, Xi Jinping / Foto: President of Russia

Lectura: 3 minutos

Los presidentes de China y Rusia publicaron el viernes una declaración conjunta criticando la influencia estadounidense y el papel de las alianzas militares occidentales, la OTAN y AUKUS, en Europa y en Asia.

Acusan a las instituciones occidentales, desestabilizadoras.

En el documento firmado durante el encuentro entre el presidente ruso Vladímir Putin y chino Xi Jinping en Pekín, rechazan «cualquier ampliación futura de la OTAN», y denuncian «la influencia negativa de Estados Unidos para la paz y la estabilidad de la región Asia-Pacífico».

También mostraron «preocupación» por la creación en 2020 de la alianza militar entre Estados Unidos, el Reino Unido y Australia, conocida como AUKUS.

La declaración ruso-china «sobre la entrada de las relaciones internacionales en una nueva era» se dio a conocer con motivo del encuentro de Vladímir Putin y Xi Jinping en Pekín el viernes, justo antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos.

Los dos países, cuyas relaciones con Washington son cada vez más tensas, acusan a Estados Unidos de tener un papel que pone en peligro la «estabilidad y la paz equitativa» en el mundo.

Los dirigentes se declararon «contrarios a cualquier ampliación futura de la OTAN», haciéndose eco de la principal exigencia de Moscú de reducir las tensiones entre Rusia y Occidente en Ucrania.

Piden asimismo que «la Alianza del Atlántico Norte abandone sus planteamientos ideologizados de la Guerra Fría».

Rusia ha logrado reducir drásticamente su uso de dólares, y por lo tanto el poder de presión de Washington. También ha acumulado ingentes reservas de moneda y ha recortado sus presupuestos, para que la economía y los servicios públicos puedan seguir funcionando incluso bajo aislamiento internacional. Además, ha redirigido su comercio exterior para reemplazar las importaciones de Occidente.

Los funcionarios del área económica están «muy orgullosos, y con buenas razones para estarlo, por el excelente trabajo que han hecho para lograr que la economía rusa sea más inmune a las sanciones», dice Alexander Gabuev, del Centro Carnegie de Moscú.

Esta transformación es uno de los ejemplos más contundentes a nivel mundial de una economía «a prueba de sanciones», y se ha logrado en menos de ocho años, desde que las sanciones de Occidente contra Moscú por la anexión de Crimea, en 2014, sumieran a Rusia en la agitación política y económica.

El fortalecer las defensas económicas de Rusia ayuda a entender por qué hoy Putin parece más que dispuesto a avanzar con otra incursión militar a Ucrania, a pesar de los persistentes costos de su invasión a Crimea.

Las sanciones más duras que está evaluando Washington casi con certeza lo atravesarían y provocarían daños potencialmente devastadores, aunque también perjudicarían a las economías de Occidente.

La principal fortaleza económica de Rusia es el stock de reservas en moneda extranjera de su banco central, explican los expertos en política monetaria.

Otro artículo de interés: Jugada rusa para legalizar invasión silenciosa a Ucrania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s