Sombrío pronóstico para economía argentina

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: kevberon from Pixabay

Lectura: 3 minutos

El respetado economista Miguel Ángel Broda, especialmente escuchado por los sectores económicos más dinámicos del país, adelantó su pronóstico sobre los dos próximos años en una conversación con la periodista Cristina Pérez por Radio Rivadavia de Buenos Aires.

«Vienen dos años agónicos de bajísimo crecimiento y alta inflación. Este año, si cumplimos con las metas intra año vamos a crecer a tasa cero», dijo Broda, el miércoles a la mañana en la charla radial.

«Creceremos solo lo que recibamos de arrastre del 2021 que es cerca del 3% y la tasa de inflación difícilmente sea menor a la del año pasado» ( 52%) expresó Broda, economista de consulta permanente de grandes grupos económicos del país.

Según el economista, al acuerdo con el FMI se llega «no por convicción sino por resignación, porque teníamos una crisis económica muy importante» y como resultado habrá «consecuencias indeseadas».

«No se le puede pedir al programa resultados muy positivos en lo que no busca, la estabilización o el crecimiento», advirtió.

Dijo que en cuanto a los fines del programa del Fondo, aclaró que no era un programa de estabilización ni de crecimiento económico, sino «un programa coyuntural para evitar una crisis mayor de inflación de tres dígitos».

Broda explicó que no se llegó antes a firmar el acuerdo con el Fondo por falta de voluntad política, un error ya que hubiera puesto orden en los precios relativos y la financiación del gasto público.

Pero aclaró que eso iba «en contra del populismo gobernante y contra las ideas del ministro de Economía».

«El acuerdo para el populismo significa una restricción inaceptable. En este momento sin reservas netas, no teníamos chances de cumplir con el vencimiento del 28 de enero», dijo el economista y agregó: «La semana antes del vencimiento había una parte del oficialismo que no quería pagar y quería entrar en atraso».

Con respecto a la aprobación del acuerdo en el Congreso, Broda manifestó que debería aceptarse pero planteó algunas dudas, sobre todo por el riesgo que involucra el silencio de la poderosa vicepresidenta Cristina Kirchner. «Sabemos lo que hizo Máximo (Kirchner, su hijo, jefe de la bancada oficialista) pero no sabemos qué instrucciones va a dar la vicepresidenta a sus senadores».

Asimismo, planteó la incomodidad que generarán en la Argentina las revisiones trimestrales del FMI: «Entiendo que en las dos primeras revisiones el Gobierno va a intentar hacer un esfuerzo por cumplir las metas, pero también habrá oposición e incertidumbre y eso generará estrés en el país».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s