La lucha por los subsidios al transporte (I), escribe Calabrese

OPINIÓN

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Barcex

Por Antonio Calabrese, abogado constitucionalista, historiador, político. Columnista de LaCity.com.ar.

Lectura: 3 minutos

1.- Las Líneas
Según la agencia Telam en el año 2021 el AMBA recibía el 77,9% del subsidio al transporte a diferencia del año 2006, por ejemplo, en el que el Defensor del Pueblo Dr. Eduardo Mondino señalaba la recepción del 87%, es decir que habría bajado 9 puntos en los últimos 15 años.

CABA, zona del conflicto, donde se plantea la gran diferencia de tarifas en el transporte colectivo automotor con el interior del país a causa de los subsidios que aporta la Nación, es recorrida por 135 líneas, 103 de ellas interurbanas y 32 urbanas, es decir que estas últimas tienen un recorrido que empieza y termina, ejecutándose íntegramente, en el ejido de la Capital Federal.

La asignación per cápita era hasta hace no mucho de $ 6.599,7 por el AMBA y $ 2.695 por Nación, pero con las altas tasas de inflación hoy parece innecesaria en esa moneda, al menos, este tipo de estadística.

Sin embargo podría afirmarse que la relación era de 5 a 1 entre el AMBA y el país y de 10 a 1 con el NEA y la Patagonia.

En los últimos años, en el área en cuestión, el subsidio fue soportado en las siguientes proporciones: 2019: 81% CABA y 19% Nacion; 2020: 51% CABA y 49% Nacion; 2021: 44% CABA y 56% Nación; 2022: 0 % CABA y 100 % Nacion, disminuyendo el subsidio a la tarifa por CABA al variar en dicho periodo los porcentajes de coparticipación recibidos.

Al analizar las 32 líneas urbanas debe tenerse en cuenta a fin de considerar la importancia de su servicio, la influencia en la economía y en la demanda de empleo directo e indirecto, como también las actividades conexas, pues cubren el 33% de los trayectos en unos 20.000.000 viajes con 1728 coches recorriendo unos 302.300 kilómetros por día, viabilizando la posibilidad de cumplir sus tareas a los trabajadores de la zona, a los comercios y a los establecimientos educativos, fabriles, etc.

El AMBA está constituido como se sabe por CABA y 40 municipios cercanos que reciben subsidios a las tarifas de la luz, el gas y el transporte.

En ellos vive, se moviliza y trabaja aproximadamente un tercio de la población del país.

Por otra parte se debe considerar que la mayoría de los habitantes toman al menos dos transportes diferentes para llegar a destino: uno que va desde su domicilio hasta los límites de CABA y allí trasbordan a otro, que se mueve dentro de ella, para alcanzar su lugar de trabajo u ocupación y viceversa, sin contar los cambios de una línea a otra que pueden hacerse dentro de cada jurisdicción, por lo que la complementariedad de las interurbanas y urbanas es indispensable en gran parte de los casos.

Otro artículo escrito por Antonio Calabrese: El fracaso del federalismo argentino (I)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s