Guerra de camioneros en España

ESPAÑA

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Rab Lawrence

Lectura: 3 minutos

Este miércoles se cumplen diez días de huelga de los camioneros españoles que reclaman mejores condiciones para la actividad y aumento sustancial de las facturas en los volúmenes que transportan debido al aumento en el precio de los combustibles.

Algunos medios de comunicación estiman que la huelga está protagonizada por «sectores minoritarios» de los trabajadores camioneros que sin embargo ha llevado a las fuerzas de seguridad a detener numerosos transportistas que provocan incidentes con los aquellos que continúan trabajando sin atender al reclamo de huelga general.

La ministro de Defensa Margarita Robles exige un punto de «equilibrio» entre las partes enfrentadas, para finalizar el conflicto, a la vez que rechazo totalmente las maniobras violentas contra los camioneros que intentan continuar con la actividad.

Más de 300 personas han sido detenidas en las últimas 24 horas por los policías en las rutas del país, que también colaboran en acompañar a los camiones que circulan hasta entregar la mercadería.

Fuentes empresariales manifestaron a la prensa que cada día de huelga tiene un costo para los supermercados de 130 millones de euros diarios (más de 140 millones de dólares).

La protesta de autónomos y pymes del transporte debido al encarecimiento del combustible causa cada vez más dificultades de producción y abastecimiento de alimentos y otros artículos,

También una gran parte de la flota pesquera española permanece amarrada por motivos similares, es decir, problemas para la provisión de combustibles a los nuevos precios originados por la escasez del producto.

Los empresarios de Cooperativas Agroalimentarias, de la industria (FIAB y Aecoc), las patronales de distribución (Anged, Asedas y Aces) y Hostelería de España, alarmados por la huelga, expresaron el descontento que los mantiene preocupados por la falta de productos en los supermercados de todo el país.

«La situación es insostenible», resumió el director general de Aecoc, José María Bonmartí. Incluso si se llega a un arreglo la normalización en la distribución de productos tardaría varios días hasta llegar a las gondolas.

Insistió en que se trata de un problema de Estado, en el que cada día que pasa los costos crecen de forma exponencial.

Reclamó a las autoridades una respuesta rápida y una «solución como sea» al «problema de interlocución con los convocantes del paro». El Gobierno rehúsa hablar con la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, ya que considera que su representación es minoritaria en el sector.

Sin embargo, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, volverá a reunirse el jueves con la sección de mercancías del Comité Nacional del Transporte por Carretera, convencida de que se alcanzará un acuerdo.

El director general de Cooperativas Agroalimentarias, Agustín Herrero, describió una situación «muy alterada», con problemas «graves» para la alimentación del ganado y las salidas del producto de granjas y fábricas de tratamiento y transformación.

Otro artículo de interés: Huelga de camioneros frena economía de España

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s