Israel soporta oleada de ataques palestinos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Israel Defense Forces

Lectura: 6 minutos

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, alertó el miércoles de una posible «ola» de violencia, antes del entierro de dos de las cinco personas muertas en un ataque armado palestino en el centro de Israel.

La matanza de cuatro civiles y un policía en Bnei Brak, una ciudad ultrarreligiosa cerca de Tel Aviv, fue el tercer ataque mortal en Israel en una semana.

Bennett, quien encabeza una heterogénea coalición de gobierno que agrupa desde judíos nacionalistas hasta árabes, afirmó que el país «se enfrenta a una ola de terrorismo árabe asesino».

Tras una reunión con los principales responsables de seguridad del país para revisar la situación, el jefe de gobierno dijo que Israel estaba enfrentando un «período desafiante».

Agregó que en Israel «ha habido olas de terror como ésta a lo largo de la historia», pero «no nos rompieron entonces, y no lo harán ahora».

Por la noche, Bennett habló con el presidente estadounidense Joe Biden, quien le aseguró que su país «está firme y resueltamente con Israel».

«Diaa Armashah, de 27 años, un palestino de la localidad cisjordana de Yabad, llegó a la calle Jabotinsky en Bnei Brak armado con un fusil de asalto M-16», informó la policía israelí en un comunicado.

Siguiendo a una calle cercana, disparó a dos ucranianos de 32 y 23 años y luego mató a dos israelíes antes de ser enfrentar a la policía, y uno de los oficiales murió en el tiroteo, agregó.

La policía indicó que sus fuerzas se mantienen en alerta máxima y que enviaría unidades adicionales a Cisjordania y sus alrededores.

El servicio de emergencias médicas Maguem David Adom (MDA), el equivalente local a la Cruz Roja, informó el martes la muerte de cinco personas en un tiroteo registrado en Bnei Brak, una ciudad judía ultraortodoxa, en el segundo ataque de este tipo en Israel en dos días y el tercero en sólo una semana.

«Los paramédicos declararon muertas cuatro personas», según MDA, mientras que una quinta persona en estado crítico murió poco después en el hospital. A su vez, el atacante, un palestino de Cisjordania, falleció por disparos de la Policía en el mismo lugar de los hechos. Hasta el momento ningún grupo ha reivindicado lo ocurrido, pero Hamás celebró el ataque.

Según un portavoz policial, el atacante «abrió fuego» contra un grupo de transeúntes en una calle de Bnei Brak (centro de Israel), «disparó fatalmente a varios» de ellos desde su coche y desde ahí se trasladó a otra vía, desde donde siguió disparando hasta «ser neutralizado». Según el diario Haaretz, el atacante era un palestino de 26 años originario del norte de Cisjordania ocupada que en el pasado cumplió una condena de seis meses en Israel por delitos de seguridad.

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, convocó a los altos funcionarios de seguridad, militares y de inteligencia para evaluar la situación, informó su oficina. «Israel se enfrenta a una ola de terrorismo árabe asesino», dijo Bennett, que expresó sus condolencias a las familias de las víctimas. El político remarcó que las fuerzas de seguridad trabajan para «combatir el terrorismo con persistencia, diligencia y puño de hierro».

Tras el incidente, transeúntes indignados se juntaron en algunos de los lugares del ataque para protestar, con algunos de ellos reclamando venganza y gritando «muerte a los árabes», informó la prensa local. Un total de once israelíes han muerto en tres ataques ocurridos en solo una sola semana, una cifra que no se registraba desde el 2006.

El grupo Estado Islámico reivindicó el ataque que se produjo el domingo en la ciudad israelí de Hadera, en el norte de ese país, en el que murieron dos policías y varias personas más resultaron heridas

Dudu Boani, número dos de la policía de esta región, indicó que los fallecidos eran dos policías y que las fuerzas especiales habían matado a los asaltantes, cuya identidad aún se desconoce.

«Dos miembros de las unidades antiterroristas de la Policía Fronteriza que se encontraban en un restaurante cercano al lugar del ataque salieron y neutralizaron a los atacantes», dijo una fuente de seguridad israelí.

El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista EI, en un comunicado divulgado por el sitio de propaganda Amaq.

«Dos miembros de la policía judía (israelí) murieron y otros fueron heridos en un ataque de comando inmersivo», declaró el EI en el comunicado, en el cual indicó que dos de sus combatientes efectuaron el tiroteo el domingo en Hadera.

Según el grupo de inteligencia SITE, es la primera vez desde 2017 que EI reivindica oficialmente un ataque dentro de Israel.

Las imágenes de las cámaras de vigilancia de Hadera, situada entre las ciudades de Tel Aviv y Haifa, mostraban a dos hombres disparando con armas automáticas en una calle. Un reportero de la AFP en el lugar de los hechos pudo ver un cuerpo tendido en el suelo.

Poco después del ataque, las fuerzas de seguridad inspeccionaban zonas de Umm al-Fahm, ciudad árabe a unos veinte kilómetros de Hadera, dijeron testigos.

En diferentes comunicados, los movimientos islamistas armados palestinos de Hamás y la Yihad Islámica aplaudieron «la heroica operación de Hadera», sin reivindicar no obstante la autoría del ataque.

«Dos israelíes murieron en un atentado terrorista», informó por su parte Magen David Adom, el equivalente israelí de la Cruz Roja, indicando que se había atendido a seis personas heridas.

El ataque se produjo durante la celebración de una cumbre en Israel, entre el domingo y el lunes, con los jefes de la diplomacia de Estados Unidos, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Bahrein y Marruecos en una ciudad del desierto del Néguev, en el sur del país.

Otro artículo de interés: Musulmán en Suprema Corte de Israel

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s