Otro líder opositor encarcelado en Rusia

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Opositor ruso Kara-Murza / Foto: Michał Siergiejevicz

Lectura: 3 minutos

La detención por la policía de Moscú del opositor ruso Kara-Murza, de condiciones políticas similares a Alexéi Navalny, que sigue preso, provocó rapidamente la reacción internacional de organizaciones defensoras de los derechos humanos.

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken reclamó la liberación del político opositor Vladímir Kara-Murza, y dijo que el gobierno de Washington está «preocupado» por el arresto y que están siguiendo de cerca la situación.

Vladímir Kara-Murza, un destacado activista de la oposición rusa, fue condenado a 15 días de cárcel por desobedecer una orden policial.

El tribunal de distrito de Khamovniki en Moscú pronunció la sentencia el 12 de abril, un día después de que Kara-Murza fuera arrestado por la policía frente a su casa. Su abogado, Vadim Prokhov, asegura que los agentes rusos estaban esperando en la entrada de su bloque de apartamentos y lo detuvieron cuando salió de su automóvil.

Según Prokhov, la policía dijo en la audiencia que el político «se comportó de manera inadecuada después de ver a los policías, cambió la trayectoria de su movimiento, comenzó a moverse más rápido, ignoró la orden de los oficiales de detenerse e intentó escapar». El abogado rechazó esto versión y dijo que apelaría la sentencia.

La organización Free Russia, de la que formó parte, y la Comisión Helsinki, del Congreso de EE. UU., denunciaron que Kara-Murza no tuvo acceso a un asesor jurídico.

Con 40 años, Kara-Murza es un político y autor opositor ruso; ha liderado las organizaciones Open Russia y Free Russia Federation, que han sido calificadas de «indeseables» por el gobierno ruso, ambas fueron fundadas por el exoligarca ruso exiliado, Mikhail Khodorkovsky.

En el 2015 y el 2017, Kara-Murza fue hospitalizado de gravedad en Moscú con síntomas consistentes con un envenenamiento.

En una entrevista con Radio Free Europe/Radio Liberty, dijo que la razón de los «envenenamientos deliberados» fueron sus muchos años de trabajo en la promoción de sanciones occidentales personales contra el círculo íntimo de Vladímir Putin.

Las muestras de tejido sacadas de contrabando de Rusia por sus familiares fueron entregadas al FBI, que investigó su caso como uno de «envenenamiento intencional».

Los laboratorios del gobierno de EE. UU. también realizaron pruebas exhaustivas en las muestras, pero documentos publicados por el Departamento de Justicia sugieren que no pudieron llegar a un hallazgo concluyente.

Kara-Murza fue uno de los políticos rusos que presionó para que se aprobara la Ley Magnitsky y sus similares en EE. UU., Canadá, la Unión Europea y el Reino Unido, una norma que permite aplicar sancionen a individuos acusados de haber violado los derechos humanos.

Otro artículo de interés: Ucrania suspende corredores humanitarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s