Inflación sin freno en Alemania y Turquía

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Gobernador del Banco Central de la República de Turquía, Sahap Kavcioglu / Foto: Türkiye Cumhuriyet Merkez Bankası (TCMB)

Lectura: 3 minutos

El aumento de precios internos en los países de mayor potencial económico está sorprendiendo por la resistencia a la baja, como son los casos de Alemania y Turquía.

En Turquía el Banco Central elevó el jueves a 42,8 % la previsión para la inflación interanual de 2022, muy lejos del cálculo inicial ─19 puntos más de lo calculado hasta ahora─ y muy por debajo del dato actual, del 61 %.

El indicador alemán subió 0,1 punto porcentual con respecto al mes de marzo, que ya había marcado un récord desde la reunificación de Alemania en 1990, según el instituto de estadísticas Destatis.

Para encontrar una cifra de inflación anual tan elevada hay que remontarse a octubre de 1981 en la época de Alemania Occidental en plena guerra Irán-Irak.

En medición intermensual, el alza de los precios alcanzó 0,8% en abril.

«Desde el inicio de la guerra en Ucrania, los precios de la energía aumentaron de manera sensible y han influenciado con fuerza en el índice elevado de inflación», comenta Destatis.

Como Rusia es uno de los principales proveedores de hidrocarburos en la Unión Europea, los precios de la energía se dispararon estos últimos meses. En abril subieron 35,3%, tras +39,5% en marzo y +22,5% en febrero.

La guerra también provocó un aumento de los precios de los alimentos, en alza de 8,5% en abril, contra +6,2% en marzo y +5,3% en febrero.

El Banco Central turco elevó el jueves a 42,8 % la previsión para la inflación interanual de 2022, 19 puntos más de lo calculado hasta ahora, y muy por debajo del dato actual, del 61 %.

El gobernador del banco emisor turco, Sahap Kavcioglu, aseguró en rueda de prensa que se calcula que la inflación vaya bajando gradualmente los próximos años, hasta el 12,9 % en 2023 y el 3,8 % el año siguiente.

«Prevemos que la inflación empezará a bajar a partir de mayo», dijo Kavcioglu.

La tasa interanual de inflación en Turquía se disparó en marzo hasta el 61,14 %, un nuevo máximo de las últimas dos décadas, según datos del Instituto Turco de Estadística (TUIK).

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) subió en marzo un 5,46 % respecto a febrero.

Los datos de inflación son más bajos que los publicados por fuentes independientes, como el Inflation Research Group, integrado por economistas y académicos, y que sitúa la inflación interanual en marzo en el 142 %.

Otro artículo de interés: Amenaza del gas ruso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s