Gasoducto africano para enfrentar falta de gas ruso

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari / Foto: U.S. Institute of Peace

Lectura: 2 minutos

El gasoducto que impulsan Marruecos y Nigeria, una obra gigantesca de ingeniería destinada a afrontar la carencia de gas ruso, ha cobrado impulso debido a las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Se trata de un complejo megaproyecto que recorrería 7.000 kilómetros por las aguas de trece países africanos y llegaría luego a Europa, una obra que exige no solo financiamiento ─al parecer esta acordado según fuentes confiables─ sino también coordinación con los países que debería atravesar.

La monumental obra podría afianzar la integración africana aunque todavía esta lejana la posibilidad de supone una alternativa al gas ruso para Europa que a toda prisa continúa intentando suplantar el fluido que llega desde Rusia.

La compañía australiana WorleyParsons anunció el martes que se encargará de la fase II de los estudios técnicos preliminares relacionados con este ducto marino, que movilizará según varias estimaciones entre 25.000 y 50.000 millones de dólares (23.000 y 47.000 millones de euros).

Los primeros pasos del proyecto, anunciado en 2016 en Abuya por el rey Mohamed VI y el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, fueron gestionados por la Oficina Nacional de Hidrocarburos y de Minas de Marruecos (ONHYM), y la Corporación Nacional Nigeriana de Petróleo (NNPC).

El Banco Islámico de Desarrollo aprobó en diciembre pasado un presupuesto de 29,75 millones de dólares (28 millones de euros) para contribuir en la financiación de estos estudios, que dijo servirán para «tomar la decisión final de inversión en 2023 para la infraestructura del proyecto».

La institución bancaria subrayó entonces la importancia del gasoducto para promover el desarrollo económico y social de los países atravesados y para crear «un espacio energético común para la conectividad de los países miembros» del banco.

«(El gasoducto) será la referencia de la cooperación sur-sur tanto a nivel económico como político», aseguró por su parte este jueves el periódico electrónico marroquí «Hespress.ma», el de mayor audiencia del país.

Para Francis Perrin, investigador en el centro de reflexión Policy Center for the New South, con sede en Rabat, estos estudios suponen una etapa necesaria en todo gran proyecto energético.

Otro artículo de interés: Europa rechaza pagar gas ruso en rublos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s