Otra maniobra de Moscú para controlar Ucrania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente ruso, Vladímir Putin / Foto: The Presidential Press and Information Office

Lectura: 3 minutos

El Kremlin ahora está apuntando a Jerson, una ciudad de 300 mil habitantes ubicada al sur de Ucrania cercana a la invadida península de Crimea.

Después de destruir Jerson con balas y bombas, los invasores armaron un gobierno falso que responde a Moscú.

«Son los habitantes de la región de Jersón los que deben decidir si habrá o no una solicitud (de ingreso)», dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria donde los principales medios de comunicación del bloque occidental tienen vedado el acceso.

Antes de la charla diaria del portavoz, un representante de las autoridades prorrusas de Jersón aseguró que la región planea pedir el ingreso en Rusia.

Kiril Stremoúsov, vicejefe de la Administración Civil y Militar de Jersón, jefe del invasor ruso en la zona, agregó que a finales de año la región planea adoptar la legislación de la Federación Rusa.

Stremoúsov ya adelantó a finales de abril que en Jersón, limítrofe con la península de Crimea, invadida por Moscú en 2014, comenzaba a circular el rublo y descartó que el territorio pueda volver bajo control de Ucrania.

Este miércoles señaló además que las autoridades prorrusas están negociando la apertura de un banco ruso, cuyas filiales podrían aparecer en la región a finales de mayo. El Kremlin insistió hoy en que son los habitantes de Jersón los que «deben decidir su futuro».

A la vez, aseguró que la solicitud de ingreso debe ser evaluada «de una manera exhaustiva» por los juristas.

«Estas decisiones decisivas deben tener un trasfondo legal absolutamente claro, una justificación, ser absolutamente legítimas, como fue el caso de Crimea», donde en 2014 se celebró un referéndum, dijo el portavoz de la Presidencia rusa citado por la agencia Efe.

Además un portavoz de kiev dijo el martes que suspendería el flujo de gas a través de un punto de tránsito que suministra casi un tercio del combustible canalizado desde Rusia a Europa a través de Ucrania, y culpó a Moscú de la medida.

Ucrania ha seguido siendo una de las principales rutas de tránsito del gas ruso hacia Europa, incluso después de la invasión de Moscú.

GTSOU, que opera el sistema de gas ucraniano, dijo que detendría los envíos a través de la ruta de Sokhranivka a partir del miércoles, declarando «fuerza mayor», una cláusula invocada cuando una empresa se ve afectada por algo fuera de su control.

Gazprom, que tiene el monopolio de las exportaciones de gas ruso por gasoducto, dijo que era «tecnológicamente imposible» trasladar todos los volúmenes al punto de interconexión de Sudzha, más al oeste, como proponía GTSOU.

El presidente ejecutivo de GTSOU, Sergiy Makogon, dijo a Reuters que las fuerzas de ocupación rusas habían empezado a tomar el gas que transitaba por Ucrania y a enviarlo a dos regiones separatistas respaldadas por Rusia en el este del país, sin ofrecer pruebas según la agencia.

La compañía dijo que no podía operar en la estación de compresión de gas de Novopskov debido a «la interferencia de las fuerzas de ocupación en los procesos técnicos», y añadió que podía trasladar temporalmente el flujo afectado al punto de interconexión física de Sudzha, en territorio controlado por Ucrania.

Otro artículo de interés: Fallaron pronósticos con discurso de Putin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s