Brasil privatiza gigante eléctrico Eletrobras

BRASIL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente brasileño, Jair Bolsonaro / Foto: Palácio do Planalto

Lectura: 2 minutos

El Tribunal de Cuentas de la Unión de Brasil (TCU) dio luz verde a la privatización de Eletrobras, la mayor compañía eléctrica de América Latina, que se convertirá en la primera gran empresa estatal que pasara al sector privado por decisión del Gobierno de Jair Bolsonaro.

Por amplia mayoría, el órgano que fiscaliza las cuentas del Estado brasileño avaló la venta, que según el Gobierno podría concretarse entre mediados de junio y mediados de agosto de este año. «Por 7 votos a 1, declaro vencedora la propuesta» del relator, que autoriza la continuidad del proceso de desestatización, afirmó la jueza Ana Arraes, presidenta del TCU.

La privatización, que ya fue aprobada a mediados de 2021 por el Congreso brasileño, se realizará vía capitalización, mediante la emisión de nuevas acciones, de tal modo que la participación estatal en el capital de Eletrobras caiga del 72% al 45%, según analistas.

La expectativa del Gobierno es de captar hasta 67.000 millones de reales (13.500 millones de dólares al tipo de cambio actual), 25.000 millones de los cuales irían a las arcas del Tesoro. El resto se destinaría a programas públicos de reducción de tarifas y de desarrollo, según estimaciones de equipos expertos.

A poco más de cuatro meses de las elecciones presidenciales, el aval del TCU es una buena noticia para Bolsonaro, quien desde que llegó al poder en enero 2019 con la promesa de achicar el estado y sanear las cuentas públicas apenas pudo avanzar con su ambicioso plan de privatizar un centenar de empresas públicas ineficientes y cargadas de sospechas de corrupción, segun los analistas privados.

Las poderosas organizaciones sindicales y los partidos de izquierda llevan adelante una campaña pública permanente en oposición al plan privatizador de Bolsonaro.

La privatización de activos públicos es uno de los grandes temas de la precampaña; especialmente en medio de una disparada inflación debido ─entre otras cosas─ al alza en el precio de la energía y de los combustibles, lo que ha llevado a Bolsonaro a no descartar también la privatización de Petrobras.

Otro artículo de interés: Brasil consigue un superávit récord en recaudación de enero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s