Alerta por préstamos chinos al continente africano

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Canciller de Alemania, Olaf Scholz / Foto: GovernmentZA

Lectura: 3 minutos

El canciller de Alemania, el socialdemócrata Olaf Scholz, advirtió este viernes sobre los riesgos que entrañan los amplios préstamos chinos a los países más pobres del mundo, especialmente en África.

Según el canciller los generosos préstamos podrían desatar una crisis económica y financiera. Scholz aseguró que Berlín se coordina con países acreedores reunidos en el Club de París para no repetir errores cometidos en el pasado.

«Una de las ambiciones muy, muy grandes que perseguimos es involucrar a China, como país que concede muchos préstamos en nuevas modalidades», señaló Scholz. Existe un «peligro realmente serio de que la próxima gran crisis de la deuda del Sur global se derive de los préstamos que China ha concedido en todo el mundo y de los que no tiene una visión general, porque hay muchas partes implicadas», advirtió el canciller.

«Eso sumiría entonces tanto a China como al Sur global en una gran crisis económica y financiera que además no dejaría al resto del mundo indemne, por decirlo de una forma educada, por lo tanto se trata de una preocupación seria», añadió.

Scholz destacó que cambiar esta situación es una prioridad. Entre otras cosas, mencionó la estrategia «Global Gateway» como iniciativa europea. Con ella, la Unión Europea quiere ponerse al día y aportar unos 150.000 millones de euros para proyectos de infraestructuras en África. Otros expositores recordaron que Europa ha permanecido al margen del desarrollo en África en los últimos años.

En ese lapso, China ha construido caminos y universidades en ese continente. Desde hace tiempo hay críticos de Pekín que acusan a China a atraer a países pobres hacia trampas de deuda ofreciéndoles préstamos accesibles. El gobierno chino refuta esta afirmación y defiende que sus préstamos están orientados a combatir la pobreza.

El panorama es parecido con América Latina. Según la Universidad de Boston y la ONG estadounidense Diálogo Interamericano, Pekín y sus bancos prestaron unos 1.700 millones de dólares al año a América Latina entre 2005 y 2015. Desde 2016, esa cifra se ha reducido a la mitad año tras año, hasta los 275 millones de dólares en 2019, y China no hizo un solo préstamo a ningún país latinoamericano en 2020.

Durante el mismo período, el comercio de bienes también se debilitó: entre 2000 y 2013, el comercio conjunto creció una media del 30% anual, tras lo cual disminuyó en algunos momentos, y solo volvió a los niveles de 2014 en 2019.

Sin embargo, Margaret Myers, coautora del estudio, no considera que haya una verdadera desaceleración: «Muchos países latinoamericanos han tenido dificultades económicas», afirma la responsable del programa sobre China y América Latina de Diálogo Interamericano.

Las relaciones son ya demasiado estrechas para que se produzcan grandes cambios de rumbo, dice Myers: «Si, por ejemplo, el suministro de soja de Argentina y Brasil se entorpece, los gobiernos de ambas partes tienen un gran problema». «Brasil ya suministra cerca del 100% de su cosecha de soja a China». La relación comercial es saludable, «pero es poco probable que veamos tasas de crecimiento como las de hace una década», agrega Myers.

Otro artículo de interés: Biden refuerza alianza de seguridad bilateral

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s