Tensión entre canciller argentino y exembajador en Israel

50375802637_b4cf4e7eac_c
Canciller argentino, Santiago Cafiero / Foto: Cancillería Argentina

Lectura: 3 minutos

Después de haber presentado la renuncia el exgobernador de Entre Ríos continúa al frente de la embajada argentina en Tel Aviv. De hecho circularon fotos de Sergio Urribarri como anfitrión en la fiesta nacional del 25 de mayo en la embajada argentina. La prensa habla de «escándalo político».

Urribarri ─un aliado incondicional de la poderosa vicepresidenta Cristina Kirchner─ renunció debido a la condena que recibió de la justicia entrerriana a ocho años de prisión además de inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

La Fiscal Cecilia Goyeneche que llevó adelante la acusación, fue destituida por una maniobra del jury de enjuiciamiento que los medios de comunicación consideran una trampa ilegal promovida por los seguidores de Urribarri.

Urribarri y el canciller Santiago Cafiero protagonizaron en las últimas horas una discusión por la conflictiva situación del exgobernador entrerriano.

Los hechos ocurrieron por la decisión de Urribarri de encabezar el acto del 25 de mayo en la residencia oficial en Herzliya Pituach en las afueras de Tel Aviv pese a haber renunciado el pasado 7 de abril al conocerse la dura de sentencia con la que fue condenado en primera instancia por hechos de corrupción que se le imputan por su gestión como gobernador de Entre Ríos entre 2007 y 2015.

Fuentes consultadas en Israel confirmaron la sorpresa de algunos asistentes a la fiesta del 25 de mayo al encontrarse con Urribarri presidiendo el acto dado que suponían que ya había abandonado la sede diplomática.

Indicaron además que la presencia de embajadores acreditados en Israel estuvo disminuida por la incómoda situación que ahora se presenta más allá de que Urribarri tejió buenas relaciones allí y que la fiesta contó con la participación sobre todo de agregados militares.

Israel tiene casi cien mil ciudadanos argentinos residentes.

Las fotos que llegaron a Buenos Aires con Urribarri al frente de la ceremonia patria generaron un escándalo de grandes proporciones por la inédita situación y hasta un pedido de juicio político de la oposición para Cafiero, publicó el diario Clarín.

Cafiero reaccionó y le dijo a Urribarri por teléfono que ya estaba renunciado y desvinculado con trámite en curso. Y le cuestionó que presidiera la ceremonia del 25 de Mayo.

Urribarri recordó que sigue en funciones hasta que se le notifique la aceptación de su renuncia. Por ahora no tiene la confirmación de la dimisión que depende del presidente Alberto Fernández.

Urribarri es sostenido por el sector oficialista que lidera Cristina Kirchner y por gobernadores del espacio oficialista ─varios lo fueron a visitar a la sede argentina cuando acompañaron al ministro Eduardo de Pedro a una reciente misión comercial en Tel Aviv─ y se niega a volver hasta que no se complete el trámite de Cancillería.

En las redes sociales, Urribarri sostiene que la causa en su contra es «un mamarracho jurídico», segun la revista Analisis de Paraná.

Otro artículo de interés: De ministro a candidato presidencial

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s