Petróleo ruso inunda China

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: GRID-Arendal

Lectura: 5 minutos

Mientras Rusia anuncia la reducción de su producción de crudo debido a las sanciones internacionales, su aliado chino aumentó la importación de petróleo ruso en un 55%.

Así lo indica un informe sobre la política presupuestaria del ministerio de Finanzas para 2023, 2024 y 2025 difundido por la agencia oficial TASS donde indica que este año, Rusia producirá 9,3% menos crudo que en 2021. El próximo año producirá un 9,8% menos.

Se reduce la producción por la prohibición decidida por la Unión Europea de comprar petróleo ruso o derivados, a raíz de la guerra en Ucrania, estiman las fuentes oficiales rusas.

Además, el gobierno indica que el precio del barril Urals será de 80,1 dólares a finales del 2022, para luego bajar a 61 dólares en 2025.

China por su parte incrementó sus importaciones de petróleo ruso en un 55% en mayo pasado, según las autoridades aduaneras chinas. Importó casi 8,5 millones de toneladas de petróleo ruso, es decir tres millones de toneladas más que en la misma época el año pasado.

Rusia es ahora el mayor exportador de oro negro hacia China, superando a Arabia Saudí.

Pekín se rehúsa a condenar la guerra de Moscú. La semana pasada, el presidente Xi Jinping incluso prometió a Vladímir Putin el apoyo de China a la «soberanía y seguridad» rusas.

El Kremlin busca intensificar la cooperación económica entre ambos países. Las sanciones occidentales han aislado a Moscú y la han privado de su principal fuente de ingresos. Busca nuevos mercados y proveedores para sustituir a las grandes empresas extranjeras que han abandonado Rusia desde el inicio de la guerra.

China incrementó claramente sus importaciones de petróleo ruso en mayo, según cifras oficiales publicadas el lunes, ayudando de esa manera a Rusia a contrarrestar la actitud de sus clientes occidentales en el marco de la guerra en Ucrania.

Las importaciones chinas de petróleo ruso aumentaron un 55% interanual en mayo, según cifras de las aduanas de Pekín.

La segunda economía mundial importó de Rusia unas 8,42 millones de toneladas de petróleo, superando los envíos de crudo de Arabia Saudita, que suele ser el mayor proveedor de China.

La semana pasada, el presidente chino Xi Jinping aseguró al mandatario ruso, Vladímir Putin, su apoyo en cuestiones de «soberanía» y «seguridad» y le ha dado un importante apoyo diplomático.

Estos datos se publican cuando se cumplen casi cuatro meses de guerra y otros compradores evitan los hidrocarburos rusos.

Este mes, los medios estatales afirmaron que China está dispuesta a «intensificar la coordinación estratégica entre los dos países».

El Kremlin informó que los dos líderes acordaron aumentar la cooperación económica frente a las sanciones «ilegales» impuestas por Occidente.

Los países occidentales adoptaron sanciones sin precedentes contra Rusia en represalia por la invasión de Ucrania y Moscú busca nuevos mercados y proveedores para reemplazar a las empresas extrajeras que abandonaron el país.

Respecto a las compras de gas natural licuado (GNL), avanzó 54% a un año, quedando en 397.000 toneladas, según las aduanas.

La actitud de China contrasta con la de Occidente, que trata de reducir su dependencia de los hidrocarburos rusos.

Un informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) publicado la semana pasada, señala que las exportaciones de petróleo ruso hacia Occidente bajaron claramente: hacia la UE de 3,9 millones de barriles/diarios a 3.4 millones, y hacia Estados Unidos y Reino Unido se redujeron de 0,9 a 0,1 millones de barriles diarios.

Como contrapartida los envíos a China subieron de 0,1 millones de barriles diarios en febrero a 0.9 millones en mayo.

China es el principal socio económico de Rusia. Incluyendo todos los productos, las importaciones totales chinas provenientes de Rusia aumentaron en mayo en 80% a un año, para alcanzar unos 10.300 millones de dólares.

El miércoles, el presidente chino Xi Jinping reiteró la cercanía de su país con Rusia, en un intercambio telefónico con su homólogo Vladímir Putin.

Ambos dirigentes convinieron ampliar la cooperación en el campo energético, según un informe del Kremlin.

China, que comparte más de 4.000 km de fronteras con Rusia, vio aumentar en las últimas décadas sus necesidades energéticas de acuerdo a su crecimiento económico.

El año pasado, el vecino ruso suministró al gigante asiático 16% de su petróleo, según el banco ANZ.

El presidente chino nunca ocultó su proximidad con Vladímir Putin, calificado de «viejo amigo».

Desde la llegada al poder de Xi en 2012, ambos se entrevistaron en más de treinta ocasiones.

El último encuentro fue en febrero en China, tres semanas antes del inicio de la guerra en Ucrania.

Los dos dirigentes proclamaron entonces «la amistad sin límites» entre China y Rusia y firmaron múltiples acuerdos, especialmente en el campo del gas.

China rechaza usar desde la intervención rusa del 24 de febrero la palabra «invasión» para describir la operación militar lanzada por Rusia, y responsabiliza de lo ocurrido a Estados Unidos y la OTAN.

Cercano al Kremlin, con el que quiere hacer frente común contra Estados Unidos, el poder chino se abstuvo de condenar la invasión rusa.

Otro artículo de interés: Insólito, Putin y el fin de la hegemonía norteamericana

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s