Gas de Putin con amenazas

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Brian Cantoni*

Lectura: 3 minutos

El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló que Europa volverá a recibir gas a través de un gasoducto clave, pero advirtió que, a menos que se resuelva el conflicto sobre las piezas sancionadas, los flujos se verán fuertemente limitados.

Europa está en vilo, a la espera de ver si los flujos de gas se reanudan el jueves, cuando finalice el mantenimiento del gasoducto Nord Stream. Putin dio la señal más clara hasta ahora de que Moscú planea reanudar al menos parte del flujo, estima Bloomberg.

Pero si una parte del gasoducto que se vio afectada por las sanciones no se devuelve a Rusia, el enlace solo funcionará al 20% de su capacidad a partir de la próxima semana, ya que es entonces cuando otra parte que está ahora en Rusia tiene que someterse a mantenimiento, dijo Putin. Tras frenéticas gestiones diplomáticas por parte de Alemania, la turbina está viajando de regreso desde Canadá.

«Si llega otra, funcionarán dos. Si no, solo una, por lo que se bombearán 30 millones de metros cúbicos al día», dijo Putin a los periodistas tras una cumbre en Irán a última hora del martes.

Quiere que la pieza vuelva a Rusia, junto con toda su documentación, dijo. Gazprom PJSC señaló el miércoles que aún no ha recibido la documentación correcta.

Los precios del gas subieron mientras los operadores se esforzaban por dar sentido a los comentarios de Putin. Por un lado, es positivo, ya que muchos en el mercado esperaban que los flujos no se reanudaran en absoluto. Pero la condicionalidad no hace más que aumentar la incertidumbre.

«Está absolutamente claro que Moscú está cortando los suministros por razones geopolíticas: quiere crear una crisis de gas europea este invierno para poner a Europa de rodillas hasta el punto de cortar el apoyo a Ucrania», dijo Tim Ash, estratega sénior de Bluebay Asset Management.

En estos momentos no fluye gas a través del mayor gasoducto hacia Europa debido al mantenimiento, justo cuando el continente está tratando de rellenar su almacenamiento para el invierno. Antes del mantenimiento, el gas fluía a un 40% de la capacidad de Nord Stream. Rusia también ha frenado los flujos a través de otras rutas, como la de Ucrania.

En toda la región, los funcionarios y las empresas han estado en vilo por saber si Rusia volverá a abrir el grifo. La Unión Europea parte de la base de que los flujos se cortarán y se esfuerza por encontrar formas de reducir el consumo, mientras los Gobiernos se apresuran a asegurar suministros alternativos. La amenaza de escasez está socavando el euro y aumentando los riesgos de recesión.

«Lo que Gazprom va a hacer mañana es su mejor conjetura, así como la nuestra», dijo el portavoz de la Comisión Europea, Eric Mamer. «Lo que está claro es que cuando preparamos los planes de contingencia de invierno, nos basamos en el peor escenario posible».

Incluso antes de las obras, Gazprom redujo las entregas a través del gasoducto, alegando problemas técnicos en un activo separado que comprime el gas para el enlace. A principios de este año, la empresa cortó los suministros a algunos países de la UE por un conflicto salarial, y más recientemente declaró fuerza mayor en los envíos a varios compradores europeos.

*Imagen ilustrativa.

Otro artículo de interés: Von der Leyen en Bakú para asegurar gas a Europa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s