Pelosi desafía a China con viaje a Taiwán

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidenta de la Cámara de Repesentantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, junto a la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen / Foto: 總統府

Lectura: 6 minutos

La presidenta de la Cámara de Repesentantes de Estados Unidos Nancy Pelosi, una acérrima crítica de China desde que visitó la Plaza de Tiananmén dos años después que el ejército chino provocara un asesinato masivo contra los estudiantes que protestaban reclamando libertades públicas, aterrizó en Taiwán el martes a la noche.

Pelosi se mostró desafiante. En su declaración, dijo que su visita a la isla ubicada a 128 kilómetros de la costa de China fue una señal del «compromiso inquebrantable» de Estados Unidos de apoyar la democracia de Taiwán.

«Debemos apoyar a Taiwán, que es una isla de resiliencia», dijo Pelosi en un artículo de opinión publicado en el sitio web del Washington Post después de aterrizar. En el artículo, definió a Taiwán como «un líder en gobernanza», un «líder de la paz, la seguridad y el dinamismo económico» y una «democracia vibrante y robusta».

La portavoz de la cancillería china, Hua Chunying ─quien no suele comparecer en público salvo en ocasiones de alta importancia, siendo la última el 24 de febrero, cuando comenzó la invasión de Ucrania por parte de Rusia─, advirtió este martes que Taiwán se enfrenta a «consecuencias desastrosas» de producirse la visita.

«Es difícil imaginar una acción más temeraria y provocadora» que la visita de Pelosi, aseguró Hua, quien desdeñó las declaraciones del secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, sobre el estatus «independiente» de la Cámara de Representantes de EE. UU., para disociar el posible viaje del Gobierno estadounidense.

«Todas las agencias gubernamentales de EE. UU. han de implementar las políticas exteriores a las que se ha comprometido y reconoce su Gobierno», insistió Hua, añadiendo que, «si la tercera persona más importante del Gobierno de EE. UU. llega a Taiwán en un avión militar», su visita «en ningún modo será no oficial».

Este lunes, China volvió a advertir a Estados Unidos sobre esta visita diciendo que están preparados para «defender su soberanía e integridad territorial».

«Queremos advertir una vez más a Estados Unidos que estamos totalmente preparados y esperamos solemnemente. El Ejército Popular de Liberación nunca se quedará de brazos cruzados», declaró el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Zhao Lijian.

«Los chinos han hecho algunas advertencias bastante explícitas en privado. Espero que hagan algo sin precedentes. Recordemos que en 1996 los chinos dispararon misiles alrededor de Taiwán, lo cual fue muy peligroso y en aquel momento tenían una capacidad militar muy limitada. Esta vez creo que harán algo aún más provocativo. Tal vez volar un avión del EPL en el espacio aéreo territorial de Taiwán, que está a menos de 12 millas náuticas de Taiwán. Algo que nunca han hecho en el pasado» dijo a Euronews la directora del Programa de Asia del German Marshall Fund, Bonnie Glaser.

Mientras que, por un lado, la amenaza de Pekín de responder militarmente a la visita de Pelosi ha quedado en el aire, Taiwán por su parte ha concluido cinco días de ejercicios militares.

«Ella (Pelosi) no debería dejarse influir, y ese Estado que tenemos enfrente no debería decidir quién puede venir a Taiwán», dice un vendedor de puestos de fruta de Taipei. Un estudiante universitario dice que no le preocupan demasiado las amenazas de China porque «desde joven ya las he oído muchas veces».

«Es una visita provocadora en parte porque quien hace la visita es Nancy Pelosi», dice Celia Hatton, la editora de Asia Pacífico para el servicio mundial de la BBC.

«Primero, por el cargo que ostenta: como líder de la Cámara de Representantes, Pelosi es la segunda en línea de sucesión a la presidencia. Es decir, sería Pelosi quien asumiría como jefe del ejecutivo en caso de que falten tanto el presidente Joe Biden, como la vicepresidenta Kamala Harris».

Esto hace que Pelosi sea la autoridad estadounidense de más alto rango en visitar Taiwán en los últimos 25 años.

«Nancy Pelosi ha hablado del tema de derechos humanos en China desde 1991 cuando desplego un estandarte en la plaza Tiananmén», aseguró Celia Hatton, la editora de Asia Pacífico para el servicio mundial de la BBC.

«Eso enfureció a China entonces y continúa enfureciéndole ahora, a tal punto que el mote de Nancy Pelosi en chino es «la vieja bruja»», agregó.

La noche del 3 al 4 de junio de 1989, el Ejército chino recibió la orden de dispersar las protestas que llevaban casi siete semanas en la plaza de Tiananmén, en Beijing.

Tal fue la represión contra el movimiento que exigía mayores libertades y el fin de la corrupción que el incidente se conoció como la «masacre de Tiananmén».

Pelosi había viajado a Pekín como parte de un comité del Congreso, pero junto a tres colegas evadió a sus acompañantes y desplegó un pequeño estandarte pintado a mano que decía: «Por los que murieron por la democracia en China».

«La policía los cercó rápidamente, forcejeó con los reporteros que cubrían el evento y expulsó a los legisladores de la plaza», cuenta Zhu.

En aquel momento, la Cancillería china denunció el incidente como una «farsa premeditada».

La movida generó críticas a la legisladora.

Mike Chinoy, uno de los reporteros que cubrió el incidente, aseguró que no sabía lo que Pelosi iba a hacer, pero igualmente fue encarcelado durante varias horas.

De la misma manera, este año, Pelosi lideró llamados para realizar un «boicot diplomático» a los Juegos de invierno que se celebraron también en Pekín por la supuesta represión de China a la minoría musulmana de los uigures.

En ese momento, la líder aseguró: «A los líderes que vayan a China a la luz del genocidio que continúa, incluso mientras ustedes están ahí sentados en sus asientos, hay que hacerles la pregunta: ¿qué autoridad moral tienen ustedes para hablar de derechos humanos en ninguna lugar del mundo?».

Igualmente, a través de los años, Pelosi ha intentado ligar el estatus comercial de China con su récord de derechos humanos, a la vez que intentó condicionar el ingreso de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Otro artículo de interés: Nancy Pelosi en Tailandia, posible viaje a Taiwán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s