Alemania acusa a Moscú de retrasar exportación de gas

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Canciller de Alemania, Olaf Scholz / Foto: republica GmbH

Lectura: 2 minutos

Después del idilio Merkel-Putin, la tormenta que desató el asalto ruso a Ucrania queda en manos del canciller de Alemania Olaf Scholz.

El jefe del gobierno alemán acusó a Rusia de los retrasos producidos para el transporte de la turbina que reclama el gigante ruso Gazprom para el gasoducto Nord Stream.

Según Moscú, las dificultades logísticas impiden que el gasoducto pueda funcionar a pleno rendimiento.

La turbina está «preparada para ser transportada», afirmó Scholz, en una visita a la planta de la compañía Siemen Energy de Mühlheim (oeste de Alemania), donde se encuentra el motor.

Según Scholz, para que la turbina llegue a su destino «solo es preciso que Gazprom la pida», algo que no ha ocurrido, mientras que por parte alemana y de otros países implicados se dispone ya de todos los permisos pertinentes para el transporte.

Desde Moscú, se sigue insistiendo en que la reducción de suministros se debe a los «problemas técnicos» derivados de la falta de esa pieza, algo que, según Scholz, «no responde a la verdad».

Gazprom suspendió completamente los suministros durante diez días, en julio, argumentando que eran necesarias tareas de mantenimiento y la falta de una turbina.

Finalmente se reanudaron los suministros, pero reducidos a un 20 % de la capacidad del gasoducto, ya que Moscú sigue insistiendo en los «problemas técnicos».

Pese a esa situación, Alemania logró mantener el nivel de los depósitos de gas sobre el 64 % mientras duró la suspensión completa del servicio y, tras su reanudación, se ha logrado el lento avance hasta el 68 %.

El objetivo del Ministerio de Economía y Protección del Clima alemán es llegar al 75 % a principios de septiembre y al 95 % en noviembre, para garantizar con ello los suministros de gas durante el invierno.

Con ese propósito se han pasado a activar las plantas de carbón ya fuera de funcionamiento, para no tener que recurrir al gas para el consumo eléctrico.

Asimismo, se han empezado a adoptar en algunos «Länder» medidas de ahorro energético en edificios públicos y monumentos, piscinas públicas y otras instalaciones.

Otro artículo de interés: Alemania y su dependencia al gas ruso

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s