Nuevas tasas en reunión de la Fed

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Jerome H. Powell, presidente pro tempore de Reserva Federal / Foto: Federalreserve

Lectura: 3 minutos

Las declaraciones del presidente de la Reserva Federal de Richmond a la prensa despejaron levemente el panorama que enlaza la mejora de la economía de Estados Unidos con las decisiones destinadas a aumentar los tipos de interés.

La próxima reunión de la Fed que debe comenzar el 20 de septiembre está en la mira de los analistas financieros y bursatiles, para saber hasta donde llegará el aumento de las tasas, con la seguridad que habrá un incremento con un monto incierto todavía.

Las autoridades de la Reserva Federal tienen «aún tienen mucho tiempo» para decidir la magnitud del aumento de la tasa de interés clave en su próxima reunión de política monetaria del 20 y 21 de septiembre, dijo el viernes el presidente del banco de la Reserva Federal de Richmond, Thomas Barkin.

Puesto que existe una brecha inusualmente larga de ocho semanas entre reuniones, la Fed todavía tiene por delante una serie de datos económicos que incluyen empleo, inflación y otros informes que determinarán si el Banco Central opta por un aumento de 50 puntos base o un tercer incremento consecutivo de 75 puntos base, expresó.

Barkin dijo a periodistas que el «ánimo» entre los banqueros centrales era acelerar las subidas de las tasas debido a la fuerza de la inflación, con un aumento anual de los precios al consumo del 8,5% en julio.

La inflación, calculada con la medida que prefiere la Reserva Federal, es aproximadamente tres veces superior al objetivo del 2% del Banco Central, y los responsables de la política monetaria han hecho del control de los precios su prioridad.

Pero después de uno de los cambios más rápidos de la política monetaria en décadas, Barkin dijo que el impulso para aumentar las tasas también debe equilibrarse con el impacto que las subidas están teniendo en la economía, y con la atención al hecho de que todo el peso puede verse con retraso.

Hasta ahora, dijo, la reciente publicación de fuertes ventas minoristas, una producción industrial más fuerte de lo esperado y la continuación de la contratación muestran que la economía estadounidense puede haber ganado fuerza desde la reunión de la Fed del 26-27 de julio, en lugar de mostrar una clara evidencia de que la demanda se estaba enfriando.

«Las métricas de actividad subyacentes (…) parecen más fuertes que hace tres semanas», dijo Barkin.

Otro artículo de interés: Vacantes laborales con baja tasa de desempleo en EE. UU.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s