La esperanza es Turquía

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Secretario general de ONU, António Guterres, junto al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdoğan / Foto: UN Geneva

Lectura: 3 minutos

El encargado de la Unión Europea para la Política Exterior y la Seguridad, Josep Borrell, confia en Turquía para detener la guerra en Ucrania.

En una conversación con el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, el jefe de la diplomacia europea destacó además el papel de Ankara a la hora de garantizar el acuerdo de la ONU para la exportación del grano de origen ucraniano, dijo Borrell a través de su cuenta en Twitter.

«Destaqué el papel de Turquía para asegurar un acuerdo de la ONU sobre la exportación de grano ucraniano y mitigar el impacto de la agresión rusa contra Ucrania», señaló.

Además, Borrell debatió con Çavusoglu «el impacto de las sanciones de la UE» y trasladó su esperanza de que Turquía «pueda usar su influencia sobre Rusia para detener la guerra sin sentido».

Tras intensas negociaciones, Moscú y Kiev pactaron el 22 de julio pasado un corredor seguro desde Odesa para permitir la salida desde este puerto de los 20 millones de toneladas de cereal que habían quedado bloqueadas en sus graneros a causa de la guerra iniciada por Rusia en febrero.

Un «Centro de Coordinación Conjunto», integrado por unos veinte representantes ucranianos, rusos, turcos y de Naciones Unidas, supervisa el corredor marítimo de cereales desde los puertos ucranianos.

Además la Unión Europea (UE) debatirá el próximo lunes en Praga el despliegue de una misión «de entrenamiento» del ejército ucraniano, según Borrell.

La misión tendría lugar «en países vecinos» a Ucrania, pero no en el territorio de este país, dijo Borrell en rueda de prensa en Santander (España).

El también vicepresidente de la Comisión Europea confió en que el Consejo de Ministros de Defensa de la UE apruebe esta misión en su reunión del lunes en la República Checa, que ejerce la presidencia de turno de la Unión Europea en el segundo semestre de 2022.

«Parece razonable que una guerra que está durando y que parece que va a durar requiera un esfuerzo no solo de suministro de material, sino también de entrenamiento y de ayuda a la organización del ejército», subrayó Borrell.

El canciller de la Unión Europea recordo las misiones en 17 países con los que coopera, como Mali, Níger, Chad o Mozambique en África, y apuntó que Reino Unido ya entrena al ejército ucraniano.

El jefe de la diplomacia europea, que no adelantó más detalles de la operación porque el acuerdo aún «debe ser forjado», consideró que «sería una misión importante» porque «es una guerra a gran escala».

«Estamos ante una guerra convencional, de las de verdad, no asimétrica, ni de guerrillas ni de atentados. Que moviliza medios, centenares de miles de soldados. Cualquier misión debe estar a la altura del conflicto. Diez millones de ucranianos han dejado su país», afirmó.

Preguntado por el peligro de un posible desastre en la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por tropas rusas, Borrell insistió en el mensaje del secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, que «ha lanzado un serio aviso pidiendo la desmilitarización del entorno de esta ciudad» en su vista a Ucrania la pasada semana.

Otro artículo de interés: Desconocido grupo ruso se adjudica atentado de Moscú

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s