La otra reina exitosa

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: 2happy from stockvault.net

Lectura: 5 minutos

Los problemas económicos y financieros de la economía mundial constituyen al parecer los momentos esperados para los críticos de Cathie Wood, más conocida como «la reina de Wall Street» que administra más de 40 mil millones de dólares en fondos de inversión.

«Genia o kamikaze», es la pregunta que hacen sobre la exitosa mujer que provoca ardores en los conservadores financistas y operadores de los mayores fondos de inversión en el mundo.

Ark Invest, la firma dirigida por la famosa inversionista Cathie Wood, compró alrededor de US$ 41.9 millones en acciones tecnológicas durante el colapso bursátil del martes, mientras duplica sus apuestas más grandes en medio de la recesión del mercado.

Wood apuesta a la tecnología, la innovación y el futuro científico de innovación, aun a costa de perder terreno en el presente bursátil.

Ark reveló en su informe diario de transacciones que compró 250.537 acciones del transmisor Roku por US$ 17 millones y 208.535 acciones de la empresa de comunicaciones por video Zoom por US$ 16,4 millones en su ETF insignia Ark Innovation, según los precios de cierre del martes.

Roku y Zoom ahora representan el 7,2 % y el 7,9 % del fondo, respectivamente, aunque las acciones de la compañía han bajado más del 55 % en lo que va del año, lo que contribuye al rendimiento mediocre del fondo centrado en la tecnología en 2022.

A través de su ETF de innovación y otros fondos, Ark compró 15.115 acciones del fabricante de chips Nvidia por 2 millones de dólares, 148.434 acciones del gigante de apuestas deportivas Draftkings por 2,6 millones de dólares y 54.299 acciones de la plataforma de comunicaciones Twilio por 3,8 millones de dólares.

Wood completó su ola de gastos con 24,1 millones de dólares en su mayoría en acciones de atención médica, incluidos 5,3 millones de dólares en la firma de biotecnología Verve Therapeutics.

Para financiar las compras, Ark vendió US$ 45 millones en acciones de Signify Health y US$ 900,000 en otras posiciones más pequeñas.

Ark Innovation ETF cayó un 6,8 % en las operaciones del martes, superando la caída del 4,3 % del S&P 500 y la caída del 5,2 % del índice compuesto de tecnología Nasdaq, ya que los inversores se mostraron bajistas sobre la reacción de la Reserva Federal para responder a los datos de inflación del martes.

Aunque superó con creces al mercado durante los primeros días de la pandemia en 2020, el fondo de Wood ha tenido grandes dificultades en 2022 a medida que las acciones tecnológicas impulsan la caída del mercado.

El ETF de Ark Innovation ha bajado un 55 % en lo que va de año en comparación con una caída del 17,5 % del S&P. El ascenso de Ark estuvo ligado en gran medida a la inversión inicial de Wood en Tesla, que sigue siendo la principal participación del fondo, aunque Wood vendió parte de la posición de su fondo.

Wood dijo el martes que la Fed está «exagerándo» con su política monetaria agresiva y dijo que las subidas de tipos en curso «serán un error», tras haber advertido previamente sobre el riesgo de deflación.

La Fed subió las tasas tres veces este año y se espera otra subida a fines de este mes, que algunos analistas predicen que podría ser de 100 puntos básicos.

El valor neto de Wood cayó un 65% a $140 millones entre junio de 2021 y junio de 2022 cuando sus fondos se derrumbaron, según las estimaciones de Forbes.

La estadounidense, sin embargo, se resiste a modificar su tesis de apuesta por empresas y sectores innovadores, insistiendo en una estrategia que le brindó grandes éxitos en 2020 y 2021, pero que este año se traduce en recortes de hasta el 60 por ciento en algunos de sus fondos.

«Durante el segundo trimestre de 2022, los nueve ETF del fondo de inversión ARK Invest obtuvieron un rendimiento inferior en relación con el índice S&P 500 y el índice MSCI World», reconocía el informe de resultados publicado por la compañía de Wood.

A ojos de Wood, aun así, esta mala racha es pasajera, puesto que «la innovación es la fuente de una buena deflación, porque las curvas de aprendizaje reducen los costes y aumentan la productividad».

«Parece que los inversores de los índices de renta variable de base amplia están apostando en contra de la innovación, tal vez sin darse cuenta. Y si la historia es una guía, saldrán perjudicados, ya que podrían estar perdiéndose oportunidades de inversión como el próximo Amazon, Apple o Tesla, empresas que invierten agresivamente, a expensas de los beneficios a corto plazo», razonaba Wood.

Otro artículo de interés: Fortaleza del dólar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s