India advierte a Putin por guerra en Ucrania

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Primer ministro indio, Narendra Modi / Foto: MEAphotogallery

*Informe de Humberto Toledo, director de LaCity.com.ar

Lectura: 5 minutos

Malos momentos para el autoritario presidente ruso, que ahora padece el escarnio público de recibir críticas de sus aliados más confiables, supuestamente, como son China y la India por las consecuencias de la invasión a Ucrania que lleva más de 200 días.

El primer ministro Modi se reunió con Putin en Shangái, en el marco de la organización regional del este europeo y países asiatico, donde no tuvo reparos en reclamar al ruso por la invasión.

Dijo Modi en voz alta, para que nadie proteste por no escuchar que «no es momento de guerras» frente a un Putin que perdió la comodidad de la soberbia que lo caracteriza y se limitó a defenderse con un comentario insólito.

«Estamos haciendo todo lo posible por terminar la guerra», palabras de Putin que necesitan un respaldo oficial del Kremlin, teniendo en cuenta que podría alegar problemas de traducción o bien que lo sacaron de contexto, explicación habitual de los políticos más sombríos.

En la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái el primer ministro indio aprovechó la ocasión ante las cámaras de televisión para decirle al presidente ruso «no es momento para una guerra». Lapidario, desconcertó a Putin.

La defensiva respuesta que solo atinó a expresar Putin fue una salida que sonó a compromiso, dijo que está haciendo «todo lo posible» para poner fin al conflicto, una novedad, cuando todos los días habla en la prensa rusa de contraofensivas y reagrupamiento de tropas.

En el marco de la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghái, OCS, en Samarcanda, Uzbekistán, Modi reprochó la política de Putin que impulsó la guerra en Ucrania.

Modi le dijo a Putin en medio de una conferencia televisada que «no es momento para una guerra», y recalcó, que ya había hablado con el presidente ruso «por teléfono sobre esto».

Tras el comentario, el presidente ruso hizo un gesto, frunció los labios, miró a Modi antes de bajar la mirada y tocarse la nuca como se pudo visualizar en las pantallas de televisión.

Después, Putin dijo a Modi que entendía que el líder indio estuviera preocupado por Ucrania, pero que Moscú estaba haciendo «todo lo posible para poner fin a esto lo antes posible».

Para el mandatario del Kremlin, Ucrania es quien ha rechazado las negociaciones.

El Gobierno de Volodímir Zelenski ha dicho que nunca aceptará que Rusia se quede con territorio ucraniano y que luchará para expulsar a los invasores de su país.

India ha aprovechado la guerra ucraniana al convertirse en el segundo comprador de petróleo de Rusia, después de China. Muchos países han reducido sus compras tras la invasión, mientras India aprovecha los grandes descuentos del crudo que Moscú no puede vender en otros países.

Nueva Delhi y Moscú han tenido buenas relaciones desde la Guerra Fría, que le ha permitido a la India convertir a Rusia en su mayor proveedor de armas.

Según cifras de «Business Estándar», India es el segundo mayor importador de armas del mundo y le compró a Rusia entre 2016 y 2020 el 49,4% de estos insumos.

Las hostilidades militares permanentes en la zona de Cachemira que enfrenta a soldados chinos con niños, es parte de la explicación de la compra masiva de armas, pero vale aclarar que ambos países respaldan a Putin, al menos hasta ahora.

Algo se resquebraja en la opinión de los aliados del ruso, nerviosos por el curso de una guerra que ha llevado al estancamiento de los soldados de Putin en Ucrania.

India es miembro del grupo Quad, un bloque al que también pertenecen Estados Unidos, Australia y Japón que busca un contrapeso al creciente poder militar y económico de China.

El exembajador indio en Rusia, Pankaj Saran, describió los comentarios de Modi sobre Ucrania como «bastante francos» y afirmó que la crisis de Ucrania «había captado la atención de todo el mundo y creado problemas para el mundo en desarrollo».

Washington, por su parte, ha presionado a Nueva Delhi para que condene la guerra en Ucrania, sin resultados hasta ahora, como tampoco lo ha hecho China.

Putin está soportando «fuego amigo» en su flanco más sensible, como es el apoyo de los gigantes asiáticos para compensar la ofensiva diplomática occidental. Ahora parece que está perdiendo amigos.

Otro artículo de interés: Sutil crítica de Putin al presidente chino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s