Conservadores castigan a Liz Truss en Parlamento

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Primera ministra del Reino Unido, Liz Truss / Foto: Number 10

Lectura: 2 minutos

El Reino Unido sigue envuelto en una gran alteración política desde el comienzo del gobierno de Liz Truss.

Después del pésimo gobierno, también conservador, de Boris Johnson, la nueva primera ministra avanzó con un plan de reformas económicas que, por la oposición de sus propios parlamentarios, debió abandonar rápidamente.

La primera ministra británica Liz Truss, en lo más bajo de su popularidad, enfrentó el miércoles a los diputados por primera vez desde el humillante abandono de su programa económico, estimaron analista políticos.

Fue la tercera tradicional sesión de preguntas en el Parlamento, pero Truss se juego la supervivencia política en un ejercicio oratorio en el cual es mucho menos hábil que su antecesor Boris Johnson, con un futuro incierto.

Rechazada por la opinión pública y cuestionada adentro de su propio Partido Conservador tras seis semanas en el poder, Truss ha visto como su autoridad se ha desmoronado.

Tras la reducción de impuestos no financiados, la perspectiva de una revisión inferior a la inflación para las jubilaciones provoca la ira y ocupa la portadas de la prensa británica.

La inflación se aceleró en septiembre a 10,1% interanual, su nivel más alto en 40 años.

Según el diario Daily Telegraph, «ya se prepara una rebelión en las filas conservadoras». The Times habla de su lado de una «revuelta», aunque juzga poco probable que se tome una decisión tan impopular.

«Este gobierno da la prioridad a los más vulnerables al mismo tiempo que aporta estabilidad económica y conduce hacia un crecimiento a largo plazo deseado por todos», quiso garantizar este miércoles por la mañana el nuevo ministro de Finanzas, Jeremy Hunt, al reaccionar a la cifra de la inflación.

Para intentar calmar la tormenta económica y política, la jefa de gobierno, de 47 años, tuvo que dar marcha atrás en la casi totalidad de los masivos recortes de impuestos que había prometido en campaña durante el verano boreal.

Hunt advirtió que será necesario realizar ahorros en el gasto público.

Los mercados se mostraron más tranquilos y el Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó el regreso a la «disciplina presupuestaria», en un momento en que acecha la recesión.

Otro artículo de interés: Liz Truss se disculpa por errores y promete mejorar

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s