Masiva detención de opositores en Irán

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Ebrahim Noroozi*

Lectura: 3 minutos

Cuatro «alborotadores» se enfrentan a la «acusación de moharebeh («enemigo de dios» en persa)», un cargo que conlleva la pena de muerte, dijo el fiscal de Teherán, donde se concentran más de trescientas acusaciones.

El fiscal de Teherán, Ali Salehi, anunció este lunes que la Justicia iraní está procesando a 315 personas por su participación en las protestas desatadas tras la muerte de Mahsa Amini. Las acusaciones son por «intención de actuar contra la seguridad del país», «propaganda contra el sistema» y «perturbación del orden público», informó la agencia de noticias Mizan, del Poder Judicial.

«Cuatro alborotadores fueron inculpados bajo la acusación de moharebeh, un cargo que conlleva la pena de muerte, añadió Ali Salehi.

También acusados de haber «utilizado un arma para aterrorizar a la sociedad y al pueblo, herido agentes de seguridad, incendiado y destruido bienes públicos y gubernamentales, con el objetivo de atacar el sistema sagrado de la República islámica de Irán», indicó.

En la vecina provincia de Alborz, otras 200 personas fueron acusadas de participar en las movilizaciones, indicó el jefe justicia provincial, Fazeli Harikandi.

Irán se enfrenta a una oleada de manifestaciones desde la muerte de la mujer kurda iraní de 22 años el 16 de septiembre, detenida tres días antes en Teherán por la policía de la moral, que la acusó de infringir el estricto código de vestimenta del país.

La violencia callejera dejó decenas de muertos, la mayoría manifestantes, pero también de las fuerzas de seguridad. La represión de las protestas ha tenido gran repercusión internacional. La UE, por ejemplo, aprobó nuevas sanciones contra el país.

Al menos tres mil personas fueron detenidas solo en la provincia de Teherán, 200 de ellas universitarios y otros 200 escolares desde el inicio de las protestas.

Todos los menores detenidos han sido ya liberados, afirmó recientemente el parlamentario Alireza Beigi. Las autoridades iraníes no han dado cifras oficiales, pero la ONG Irán Human Rights, con base en Oslo, sitúa en 108 los muertos y en 12.500 los detenidos.

«Los juicios de aquellos que han cometido crímenes (…) y de aquellos que están afiliados a agentes antirrevolucionarios en el interior y en el exterior (de Irán) y a extranjeros se celebrarán de conformidad con la ley. Serán castigados», declaró el jefe de la Autoridad judicial Gholam Hossein, Mohseni Ejei, citado por Mizan Online.

*Imagen ilustrativa.

Otro artículo de interés: Continúan protestas al régimen autoritario de Irán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s