Filipinas refuerza relación con EE. UU.

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Se esperan nuevos ejercicios militares en aguas filipinas / Foto: Official U.S. Navy Page

Lectura: 2 minutos

Ningún país tiene una percepción más inmediata de los impulsos agresivos de China que Filipinas.

Los pescadores filipinos son acosados regularmente por la armada china, a menudo se les niega el acceso a los puertos tradicionales; su armada se ha involucrado literalmente en un tira y afloja por los restos de misiles encontrados en sus aguas; Manila ha sido engañada en las negociaciones diplomáticas sobre territorio en disputa; y ha ganado sentencias de tribunales arbitrales que fueron ignoradas o desestimadas por el gobierno de Pekín. Las protestas de Manila pasan desapercibidas mientras las fuerzas chinas se apoderan del territorio filipino.

Esa historia debería convertir a Filipinas en el símbolo de los esfuerzos cooperativos para reforzar la seguridad y la estabilidad del sudeste asiático. Dicho de otra manera, si las naciones involucradas no pueden unirse a Manila, entonces hay pocas posibilidades de éxito en otras partes de la región.

La alianza entre Estados Unidos y Filipinas, con su Tratado de Defensa Mutua (MDT), es la piedra angular de la seguridad del país. Esa relación ha sido probada en los últimos años.

Impulsado por animosidad personal y una supuesta reevaluación estratégica, el expresidente Rodrigo Duterte buscó reequilibrar la política exterior de Manila, poniendo más distancia entre su país y los EE. UU. —Amenazó repetidamente con terminar la alianza—, acercándose a China.

Su sucesor, Ferdinand Marcos, Jr., elegido a principios de este año, ha cambiado de rumbo. En los últimos meses, Marcos se reunió con el presidente de EE. UU. Joe Biden, habló con la vicepresidenta Kamala Harris durante una visita a Filipinas el mes pasado y culminó una serie de sesiones con altos funcionarios de defensa y política exterior de EE. UU.

Esta sociedad revitalizada va más allá de las reuniones diplomáticas. Se espera que los dos ejércitos realicen hasta 500 ejercicios militares en conjunto el próximo año, más de lo que Estados Unidos planea realizar con cualquier otro socio regional. Se informa que Manila está lista para expandir el acceso de EE. UU. a bases clave en Filipinas, duplicando el número actual a 10, incluidas aquellas estratégicamente posicionadas en caso de una crisis en Taiwán.

Otro artículo de interés: Japón aumenta gasto en defensa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s