Rusia rehusa aceptar precio tope para petróleo

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: gazprom-international.com

Lectura: 3 minutos

Las autoridades rusas rechazaron el precio tope para el petróleo del país establecido por los partidarios aliados de Ucrania, y amenazaron este sábado pasado con dejar de suministrar a las naciones que lo respaldaron.

Australia, Gran Bretaña, Canadá, Japón, Estados Unidos y la Unión Europea acordaron el viernes limitar lo que pagarían por el petróleo ruso a 60 dólares por barril. El límite entrará en vigencia el lunes, junto con un embargo de la Unión Europea sobre el petróleo ruso enviado por mar.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia necesitaba analizar la situación antes de decidir una respuesta específica, pero que no aceptaría el precio máximo.

«A partir de este año, Europa vivirá sin el petróleo ruso», tuiteó Ulyanov. «Moscú ya ha dejado claro que no suministrará petróleo a aquellos países que apoyen los topes de precios antimercado. Espera, muy pronto la UE acusará a Rusia de usar el petróleo como arma».

Mientras tanto, la oficina del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió un tope de precios aún más bajo, diciendo que el adoptado por la UE y el G7 no fue lo suficiente como para presionar a Rusia.

«Sería necesario bajarlo a 30 dólares para destruir la economía del enemigo más rápido», escribió Andriy Yermak, jefe de la oficina de Zelenski, en Telegram, replanteándose una posición que también apoya Polonia, uno de los principales críticos de la guerra del presidente ruso, Vladímir Putin, en Ucrania.

Según los acuerdos del viernes, las compañías de seguros y otras empresas utilizadas para enviar petróleo solo podrían negociar con el crudo ruso si el petróleo tiene un precio igual o inferior al tope. La mayoría de las aseguradoras están ubicadas en la Unión Europea y el Reino Unido y se les podría exigir que respeten el techo.

El crudo de Rusia ya se ha estado vendiendo alrededor de 60 dólares el barril, un gran descuento del referencial internacional Brent, que cerró el viernes a 85,42 dólares el barril.

La embajada rusa en Washington insistió en que el petróleo ruso «seguirá teniendo demanda» y criticó el límite de precios por «reformular los principios básicos del funcionamiento de los mercados libres». Una publicación en el canal Telegram de la embajada predijo que el tope por barril conduciría a «un aumento generalizado de la incertidumbre y mayores costos para los consumidores de materias primas».

Otro artículo de interés: Amenaza de guerra nuclear es real

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s