Serbia abre frontera en Kosovo

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Serbia, Aleksandar Vučić / Foto: European People’s Party

Lectura: 2 minutos

Los serbios de Kosovo, que desde hace 19 días bloqueaban las carreteras con barricadas, van a levantarlas, anunció el presidente de Serbia, Aleksandar Vučić.

Lo hacen tras recibir llamamientos de Washington y Bruselas a rebajar la tensión.

«Se retirarán las barricadas, pero la desconfianza permanece», dijo Vučić en la televisión estatal serbia RTS la noche del miércoles.

Indicó que la retirada comenzará el jueves y será completada en uno o dos días.

«Si prosiguen los arrestos y el terror contra nosotros, cerraremos para siempre el norte de Kosovo para las instituciones discriminatorias de Pristina», dijo Vučić en su mensaje.

También indicó que los serbios del norte no regresarán a las instituciones de Kosovo, que abandonaron el pasado noviembre, hasta que Pristina no cumpla su compromiso de otorgar algún tipo de autonomía a esa minoría.

Kosovo declaró unilateralmente su independencia de Serbia en 2008, una década después de una guerra entre fuerzas serbias y rebeldes albaneses.

Belgrado no reconoce la independencia de la que fuera su provincia meridional y origen histórico del país, habitada en su mayoría por albaneses.

Y ha animado a la minoría serbia de Kosovo, compuesta de unas 120.000 personas y concentrada en el norte del territorio, a desafiar a las autoridades de la capital, Pristina.

El miércoles, Kosovo cerró su principal puesto fronterizo con Serbia, después que los serbokosovares levantaran allí barricadas, en una de las peores crisis de los últimos años en la zona.

Cientos de serbios levantaron desde el 10 de diciembre barricadas en el norte de Kosovo para protestar por la detención de un expolicía serbio, acusado de implicación en ataques contra policías albanokosovares.

El miércoles, un tribunal de Pristina ordenó la libertad vigilada de este antiguo agente, Dejan Pantic.

Estados Unidos y la Unión Europea llamaron conjuntamente este miércoles a una «desescalada sin condiciones» en esta región cuando la primera ministra serbia, Ana Brnabic, consideró la semana pasada que la situación estaba «al borde del conflicto armado».

Alemania denunció además el reforzamiento de la presencia militar serbia en la frontera con Kosovo, que a su parecer envía «una muy mala señal». Por su lado, Rusia reafirmó su apoyo a Belgrado.

Otro artículo de interés: Vuelve tensión armada en Kosovo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s