Rusia interviene con tropas en norte de Siria

INTERNACIONAL

1024px-Vladimir_Putin_in_Khmeimim_Air_Base_in_Syria_(2017-12-11)_19
Foto: Пресс-служба Президента Российской Федерации

Lectura: 3 minutos

Rusia anunció el martes que sus unidades patrullaban entre los ejércitos turco y sirio cerca de la ciudad de Manbij, en el norte de Siria, en una señal de que Moscú, un aliado clave del gobierno sirio, se movía para llenar un vacío de seguridad después de que las tropas estadounidenses fueran retiradas de la zona.

Una declaración del Ministerio de Defensa ruso dijo que la policía militar en el noroeste de Manbij patrullaba «a lo largo de la línea de contacto entre la República Árabe Siria y Turquía». La declaración dijo que el ejército ruso también estaba «interactuando» con el gobierno de Turquía.

Un funcionario estadounidense dijo el lunes por la noche que las tropas estadounidenses se habían retirado de Manbij. La madrugada del martes, la televisión estatal siria informó que las tropas del gobierno habían ingresado a la ciudad, transmitiendo imágenes de video de lo que dijo que eran residentes que celebraban la llegada de las fuerzas sirias al centro de Manbij.

Estados Unidos decidió retirar tropas de la frontera donde custodiaban la línea de separación entre Turquía y Siria con fuerzas del kurdistán, que el gobierno de Ankara considera «terroristas» debido a la decisión de los lideres kurdos de crear una zona independiente.

En 2016, los kurdos decidieron la formación de una «región federal» en la frontera que fue rechazada de inmediato por Turquía. La creación de la región federal incluyó la implementación de una constitución para regirse de manera autónoma.

El 6 de octubre pasado Estados Unidos anunció que las tropas estadounidenses se retiraban de las cercanías de la frontera con Turquía. pero manifestando que no ha abandonado a los kurdos-sirios, y a su vez advirtió a Turquía que podría acabar con su economía «si se pasan de la raya» en la intervención militar.

La Casa Blanca informó hace dos días que el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aceptó una invitación del presidente Donald Trump y visitará Washington en noviembre.

Los expertos consideran que las fuerzas turcas podrían acorralar y masacrar al movimiento kurdo, ya que para Turquía tanto el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y las YPG son «organizaciones terroristas».

La última visita de Erdogan a Washington en 2017 es recordada en parte debido a la intervención de los guardaespaldas que atacaron a manifestantes kurdos y armenios que protestaban fuera de la residencia del embajador turco en esta capital.

Artículo relacionado: Milicias del Kurdistán deciden aliarse al ejercito sirio después de retirada de EE. UU.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s