Economía de Italia confía en mar para recuperación

INTERNACIONAL

14753928574_e2b95d02d3_c
Foto: roland.gruber99

Lectura: 3 minutos

Un paso adelante para desafiar la pandemia. El domingo zarpó el primer gran crucero que vuelve al mar en el Mediterráneo. Zarpó desde Génova, a la espera de la recuperación de esta industria turística después de soportar la tormenta de la pandemia.

La salida del «MSC Grandiosa» ─de la compañía MSC Cruceros─ desde el puerto de Génova representa una prueba de alto riesgo para el sector de los cruceros, tanto en el mercado clave del Mediterráneo y más allá.

Este primer viaje, quizas una prueba piloto con siete días de crucero, tiene previsto hacer escala en los puertos de Civitavecchia cerca de Roma, Nápoles, Palermo y La Valeta, en Malta , con la esperanza de la vida comercial italiana de remontar la crisis.

Hubo críticas sobre la actividad de la epidemia a bordo de los buques en el momento de los primeros casos que se sumaron a la retracción del turismo de alto nivel, por disposición de las autoridades europeas sumadas a las italianas.

La empresa Costa Cruceros (filial de Carnival), el competidor en el mar, decidió por su parte retrasar hasta septiembre la primera prueba para retomar la actividad que genera esperanza en empresarios y trabajadores del area turística.

El sector de los cruceros en Europa representa un volumen de negocios de 14.500 millones de euros (17.000 millones de dólares) al año y cerca de 53.000 empleos, según la Asociación Internacional de las Compañías de Cruceros (CLIA), que estima en cerca de 25.500 millones de euros (30.000 millones de dólares) las pérdidas generadas en Europa debido a la interrupción de los cruceros.

«Este viaje (…) representa una señal tangible del retorno a uno de los sectores económicos fundamentales de nuestra ciudad», declaró el alcalde de Génova, Marco Bucci. Más de dos millones de viajeros partieron el año pasado en cruceros desde la capital de Liguria.

El gobierno de Italia, que se esfuerza por reactivar la maltrecha economía del país como el resto de los países europeos, aprobó la presentación de los operadores de cruceros para comenzar a operar nuevamente a partir del 15 de agosto.

MSC informó que los barcos navegarían con alrededor del 70% de su capacidad normal de pasajeros como una manera de cumplir con normas sanitarias comunitarias y ofrecer amplias garantías a los turistas.

Mientras tanto los operadores internacionales del sector están observando el «MSC Grandiosa», después del fracaso de una pequeña compañía noruega, Hurtigruten, que fue forzada a principios de este mes a suspender de nuevo sus cruceros luego de un contagio masivo de decenas de pasajeros y miembros de la tripulación.

Artículo relacionado: Coronavirus: cruceros a la deriva con cientos de pasajeros desesperados por desembarcar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s