Caso Navalny conmueve política del Kremlin

INTERNACIONAL

3046353112_ec89c9df92_c
Presidente de la Duma de Estado, Viacheslav Volodin / Foto: Kremlin

Lectura: 3 minutos

El 20 de agosto, el opositor ruso Alexéi Navalny se sintió mal durante un vuelo y fue hospitalizado en la ciudad rusa de Omsk, donde fue tratado con atropina, fármaco que suele utilizarse como antídoto para los agentes nerviosos. Sin embargo, los médicos del hospital ruso afirmaron luego que no habían detectado rastros de toxinas en la sangre y la orina del paciente, cuya condición atribuyeron a un «trastorno metabólico».

El 22 de agosto, Navalny fue trasladado al hospital universitario Charité-Universitats Medizin de Berlín.

A principios de septiembre, el portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, informó que los análisis toxicológicos realizados por un laboratorio de las Fuerzas Armadas de Alemania muestran que Navalny fue envenenado con una sustancia del grupo Novichok.

Desde Moscú tildaron de infundadas las declaraciones alemanas sobre lo ocurrido con Navalny y dijeron que esperan las respuestas oficiales a las solicitudes enviadas a Berlín.

Por su parte, Leonid Rink, uno de los desarrolladores de Novichok, señaló que los síntomas que tiene Navalny no tienen nada que ver con el envenenamiento con una sustancia de este grupo. El científico apuntó asimismo que el envenenamiento con Novichok provocaría la muerte y no un coma, como es el caso de Navalny.

El presidente de la Duma de Estado, Viacheslav Volodin, calificó de «burda injerencia» la resolución del Parlamento Europeo sobre Bielorrusia, y la vinculó con el caso Navalny que a su juicio es una provocación orquestada para imponer nuevas sanciones a Rusia.

El Parlamento Europeo se negó a reconocer este jueves los resultados de las presidenciales bielorrusas del 9 de agosto, apoyó las sanciones en contra del mandatario actual, Alexandr Lukashenko, y exigió una repetición de los comicios con la participación de observadores internacionales.

«No solo es una burda injerencia en los asuntos de una nación soberana sino también un intento de suplantar al pueblo de Bielorrusia», afirmó Volodin en una declaración difundida por la cámara baja.

Para Volodin, los países de Occidente son conscientes de que Rusia no permitirá violaciones del derecho internacional, ni atentados contra la soberanía de Bielorrusia, con la que mantiene compromisos en el marco del Estado de la Unión y la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva.

El supuesto envenenamiento del opositor ruso Alexéi Navalny, según el presidente de la Duma, es «una provocación para imponer nuevas sanciones y bloquear las acciones de nuestro país en defensa de Bielorrusia».

«Ahora que el Parlamento Europeo se ha pronunciado, podemos decir que tras el caso Navalny están los servicios secretos extranjeros», afirmó Volodin.

El líder parlamentario ruso sugirió al Bundestag (parlamento federal de Alemania) «discutir nuevamente hasta qué punto están involucrados en el caso sus servicios secretos y funcionarios».

Artículo relacionado: Laboratorios europeos confirman envenenamiento de Navalny
Artículo relacionado: Putin acude en auxilio del presidente bielorruso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s