Con Biden de fondo, Irán libera un barco surcoreano

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Tasnim News Agency/Hossein Zohrevand

Lectura: 3 minutos

En una decisión dictada por «razones humanitarias», según fuentes oficiales, Irán ha decidido liberar a los miembros de la tripulación del carguero surcoreano MT Hankuk Chemi, a excepción del capitán.

El buque fue detenido el mes pasado en el Golfo Pérsico, acusado de «contaminación medioambiental». El 4 de enero, una patrulla de los Pasdaran (los Guardianes de la Revolución) detuvo el barco cerca del Estrecho de Ormuz y arrestó a los 20 marineros, de diferentes nacionalidades. Los acusaron de presuntos daños medioambientales en las aguas de la zona.

Los marineros provienen de Corea del Sur, Indonesia, Vietnam y Birmania. Uno de los motivos que condujeron a la detención del buque mercante, es el actual enfrentamiento entre Teherán y Seúl por la asignación de miles de millones de dólares en activos de la República Islámica y congelados por Corea del Sur tras las sanciones impuestas a Irán por parte de Estados Unidos.

Se trata de medidas punitivas impulsadas por la anterior administración estadounidense liderada por Donald Trump, como parte de una política de «máxima presión» hacia Teherán que incluyó el retiro del acuerdo nuclear firmado en 2015.

Ahora se esperan los primeros pasos de la nueva administración demócrata de Joe Biden, que parece estar decidida a restablecer los canales de diálogo en una perspectiva de distensión.

En este sentido puede leerse la decisión tomada por el Pentágono en las últimas horas: ordenó el retiro del portaaviones Nimitz, que desde hace nueve meses de patrullaba las aguas del Golfo, para «observar» de cerca los movimientos de Teherán.

En una nota, el vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Saeed Khatibzadeh, confirma la liberación de los marineros «a pedido del gobierno surcoreano y con la cooperación del poder judicial» de la República Islámica.

Por el momento no hay más noticias sobre la suerte de la tripulación y si ya han abandonado el país. El capitán, en cambio, permanecerá en Irán para vigilar el barco, que sigue bloqueado en el puerto.

Teherán es uno de los principales proveedores de petróleo de Corea del Sur. Sin embargo, con las sanciones impuestas por los Estados Unidos a pedido de Trump, el país decidió suspender las compras.

Según Khatibzadeh, el viceministro de Asuntos Exteriores Abbas Araghchi fue informado en los últimos días por su homólogo surcoreano de que Seúl haría el «máximo esfuerzo» para liberar los fondos lo antes posible.

Otro artículo de interés: Irán detiene barco surcoreano en Golfo Pérsico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s