Trabajadores de Amazon rechazan sindicalizarse

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Shinya Suzuki

Lectura: 3 minutos

La iniciativa de crear el primer sindicato de Amazon en Estados Unidos fracasó el viernes, luego que el recuento de votos mostró que una amplia mayoría de los trabajadores de la planta de Alabama rechazó la propuesta.

En un recuento de votos en línea, los funcionarios de la Junta Nacional de Relaciones Laborales contaron una mayoría de votos por el «no». Algo más de 600 votos favorecieron la iniciativa de sindicalización, organizada por el Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Grandes Almacenes.

Estos resultados ponen fin a una controvertida campaña sindicalista que duró varios meses y atrajo la atención nacional, pues habría dado lugar al primer sindicato en una instalación de Amazon en Estados Unidos.

Activistas sindicales y líderes políticos apoyaron la campaña, argumentando la preocupación por un entorno de alta presión en el que los trabajadores están constantemente vigilados.

Amazon alegó que la mayoría no quería un sindicato, y afirmó que ya ofrecía beneficios y salarios por encima de la media. El sindicato dijo que impugnaría el resultado, afirmando que Amazon «creó una atmósfera de confusión, coacción y/o miedo a las represalias y, por tanto, interfirió en la libertad de elección de los empleados».

A principios de marzo, Amazon abrió su primera tienda de comestibles «just walk out» en Europa, donde los clientes pueden simplemente poner sus artículos en una bolsa y salir sin pagar en una caja registradora. Allí no existen empleados de atención al público.

En la entrada, el personal con camisetas verdes fluorescentes de Amazon Fresh explica el proceso. Abrir la aplicación de Amazon en el móvil y escanear un código QR personalizado. Aparece una luz verde y la puerta se abre para dejar paso. En el momento de ingreso en la tienda, la aplicación cronometra la visita.

A primera vista, la tienda parece un pequeño supermercado cualquiera de Londres. Pero una mirada al techo revela rápidamente la diferencia: las cámaras y los sensores de movimiento apuntan en todas direcciones, vigilando cada centímetro de la tienda.

Cada artículo que ingresa en la bolsa verde fluorescente de Amazon Fresh se añade automáticamente a un carrito virtual. «No puedo evitar mirar las cámaras mientras recojo los artículos de la estantería, esperando que se muevan con cada uno de mis movimientos, como en una película de ciencia ficción de los años 90. Pero no se mueven», dice una clienta.

Amazon utiliza una combinación de visión por computadora, sensores de profundidad y aprendizaje automático para registrar exactamente qué artículo sacan los compradores de la estantería. La tecnología fue pionera en las tiendas Amazon Go en Estados Unidos, que abrieron en 2018.

La empresa ha declarado que solo asociará la información recogida en la tienda con la cuenta de Amazon del cliente durante un máximo de 30 días.

Pero grupos de protección de datos del Reino Unido critican la cantidad de datos personales que la empresa obtiene con esta tecnología.

«Necesitamos saber más sobre lo que eso significa realmente en la práctica y cuál puede ser el potencial de reasociación de los datos»,comenta Jim Killock, director ejecutivo de Open Rights Group.

Otro artículo de interés: Londres inaugura primer supermercado sin empleados en cajas
Otro artículo de interés: Amazon revoluciona con cajeros sin empleados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s