Rey Felipe recibe al último contingente militar retirado de Afganistán

ESPAÑA

50375802637_b4cf4e7eac_c
Rey Felipe VI (centro) junto al presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y la ministra de Defensa, Margarita Robles / Foto: La Moncloa – Gobierno de España

Lectura: 5 minutos

El Rey Felipe recibió a los últimos militares españoles destacados en Afganistán después de la decisión de la OTAN de retirar las tropas en coincidencia con la estrategia del presidente de Estados Unidos.

El rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, han recibido a los 24 militares y dos intérpretes españoles que han aterrizado a bordo de un avión de transporte A400M a las 18:20 hora local en la base aérea de Torrejón de Ardoz.

Con este acto en reconocimiento al personal participante en operaciones en Afganistán se pone fin a una misión que ha durado 19 años y en la que han participado unos 27.000 efectivos españoles, de los que 102 perdieron la vida en accidentes o atentados.

La salida del contingente español se produce en el marco de la retirada total de las tropas de EE. UU. y la OTAN del país centroasiático, anunciada por la administración de Joe Biden en el mes de abril. El plan del Ministerio de Defensa también ha incluido la salida del país de dos intérpretes que trabajaban para las tropas españolas.

Los 24 militares, dirigidos por un coronel, prestaban apoyo logístico al Ejército afgano junto a una división aliada en una base cercana al aeropuerto de Kabul.

Las tropas españolas permanecían Afganistán desde enero de 2002, cuando los primeros 350 militares españoles se establecieron en Kabul en el marco de la International Security Assistance Force (ISAF).

El presidente de EE. UU. Joe Biden anunció la retirada de tropas estadounidenses de Afganistán antes del 11 de septiembre después de 20 años de presencia en este país. Los altos mandos de Afganistán recibieron la noticia con entusiasmo e indicaron la capacidad del país de protegerse de los terroristas.

«No hay razón para esperar que las fuerzas de defensa y seguridad de Afganistán sean derrotadas tras la retirada de las tropas estadounidenses del país. Más bien, al contrario», declaró a Sputnik Rahmatullá Bizhanpour, politólogo y profesor universitario afgano.

El experto cree que la motivación, amor por la nación y el sentido de patriotismo de las fuerzas nacionales aumentarán si asumen la responsabilidad de la seguridad del país.

«Es una fuerza legítima que hará cualquier cosa para proteger nuestra tierra, nuestras vidas y los bienes de nuestro pueblo. No permitirá que ningún grupo terrorista socave la seguridad del país tras la retirada de las fuerzas de la OTAN», aseguró Fawad Oman, portavoz adjunto del Ministerio de Defensa afgano.

Subrayó que las fuerzas de seguridad y defensa están formadas por diferentes grupos étnicos que, según él, son clave para evitar una guerra civil.

Si los líderes tribales unen sus fuerzas a las del Ministerio de Defensa, Interior y Seguridad Nacional para llamar a la resistencia, el problema de la guerra civil desaparecerá por completo, aseguró el general Zahir Azimi, el oficial de inteligencia militar.

Por otro lado, Azimi planteó el problema de suministros y apoyo de las FFAA.
A su vez, el portavoz adjunto del Ministerio del Interior afgano, Ahmad Zia Zia, recordó los recientes ataques a los terroristas.

«Nuestras operaciones contra los talibanes en las provincias de Kandahar, Zabul, Uruzgan y Helmand, estos duros golpes contra los grupos terroristas muestran la gran capacidad de las fuerzas de defensa y seguridad afganas», señaló.

Sin embargo, el presidente del Parlamento afgano Mir Rahman Rahmani no comparte estas estimaciones entusiastas. El político piensa que ahora no hay condiciones para la retirada de las fuerzas estadounidenses y puede conducir a un empeoramiento de la situación y a una guerra civil aunque es «una vieja reivindicación del pueblo afgano».

A la decisión de EE. UU. se suma la OTAN, cuyos ministros también acordaron la retirada de sus tropas junto con las estadounidenses. Sin embargo, Alemania y el Reino Unido advirtieron de cierto temor a un avance del movimiento insurgente talibán en el país.

Por su parte, el movimiento radical talibán (proscrito en Rusia) calificó de violación del acuerdo de Doha la decisión de Washington de posponer la retirada de tropas de Afganistán hasta el 11 de septiembre. Según el acuerdo pactado con la anterior Administración de EE. UU., el 1 de mayo debía ser la fecha límite para la retirada.

Otro artículo de interés: Terrorismo islámico ocupa un sector de la capital de Afganistán

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s