Avalancha de marroquíes que buscan ingresar a España

ESPAÑA

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, monitorea la crisis migratoria / Foto: La Moncloa – Gobierno de España

Lectura: 6 minutos

El ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció este martes que España ya ha devuelto a Marruecos 1.500 de los 6.000 inmigrantes que entraron en las últimas horas de forma ilegal en la ciudad norteafricana de Ceuta.

En declaraciones a la televisión pública española, el ministro adelantó que continuarán las devoluciones para «revertir la situación».

En relación a los alrededor de 1.500 menores que se encuentran entre los inmigrantes llegados a Ceuta, Grande-Marlaska dijo que para su protección se aplicarán «la ley, los tratados internacionales y nuestros convenios con Marruecos».

También explicó que llegarán a la ciudad norteafricana 200 efectivos, 150 policías nacionales y 50 guardias civiles, para complementar la plantilla de 1.100 que se encuentran allí con carácter ordinario.

Asimismo, destacó que se ha organizado la intervención en patrullas conjuntas con las Fuerzas Armadas para garantizar la seguridad ciudadana.

La presión migratoria fue constante a lo largo de toda la jornada del lunes en Ceuta y las autoridades de la ciudad están realizando con el Gobierno español todas las «acciones necesarias» para «revertir la actual situación y volver cuanto antes a la normalidad», según fuentes oficiales.

Unidades del Ejército español de Tierra trabajan ya en coordinación con otras fuerzas de seguridad, Policía y Guardia Civil, en el control de las entradas de migrantes, que llegaron a nado o bordeando a pie los espigones fronterizos con Marruecos.

A lo sucedido en Ceuta se une además las decenas de inmigrantes subsaharianos que en la madrugada del lunes saltaron la valla fronteriza entre España y Marruecos en Melilla, también ubicada en el norte de África.

El presidente autonómico de Melilla, Eduardo de Castro, ya expresó el lunes la preocupación de su gobierno por la entrada masiva que se estaba produciendo en Ceuta.

A lo largo de 2021 se han registrado entradas a nado desde Marruecos, la más reciente el pasado 27 de abril, aunque desde hacía 15 años no se producía una llegada masiva como la de este lunes en una sola jornada y ante la falta de vigilancia costera por parte de las autoridades marroquíes.

Sin embargo, la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, aseguró el mismo día que no le consta que lo ocurrido pueda ser una medida de presión de Marruecos por la presencia del líder del Frente Polisario Brahim Ghali en un hospital español.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, canceló un viaje a París que tenía previsto para este martes por la situación en el enclave español de Ceuta, según anunció el gobierno.

Por «los últimos acontecimientos ocurridos» en Ceuta, Sánchez canceló su viaje a París para participar en una cumbre sobre África y «hará una declaración institucional» luego de un consejo de ministros en la mañana del martes, informó en un comunicado el gobierno español.

Al menos 5.000 migrantes, entre ellos 1.000 menores, llegaron este lunes por tierra o por mar al enclave español de Ceuta desde el vecino Marruecos, un «récord», en un contexto de tensiones entre Rabat y Madrid.

Desde primera hora del día, las llegadas se sucedieron en este territorio español del norte de África, desde playas marroquíes situadas a pocos kilómetros al sur, indicó a la AFP un portavoz de la delegación del gobierno de Ceuta.

Por la mañana se había contabilizado un centenar, pero a medida que fue avanzando el día llegaron más. Por la noche, el portavoz de la delegación del gobierno anunció que 5.000 personas cruzaron la frontera de forma irregular, confirmando que se trataba de una cifra inédita que podía aumentar.

El Ministerio del Interior español anunció el lunes por la noche el refuerzo inmediato de los efectivos de la guardia civil y de la policía nacional con 200 agentes adicionales.

Los migrantes llegaron por el mar a nado, utilizando en ocasiones flotadores o embarcaciones inflables, e incluso a pie cuando la marea lo permitió. Otros atravesaron la frontera terrestre.

Preguntado sobre el alojamiento de estas personas, el vocero indicó que deberían alojarse en hangares en la playa del Tarajal, pero que las autoridades debían analizar la situación visto el número sin precedentes de los migrantes.

Ceuta y Melilla, el otro enclave español norteafricano, son las únicas fronteras terrestres de la Unión Europea con África, que los ha convertido en dos importantes puntos de entrada de migrantes irregulares en busca de una mejor vida.

Cientos de personas seguían dirigiéndose, en una ola imparable que ha durado toda la jornada del lunes y se prolongaba durante esta madrugada, desde la localidad de Fnideq (Castillejos) para cruzar hacia Ceuta, en una avalancha de inmigrantes sin precedentes, indicó por su parte la agencia Efe.

Familias enteras con niños, jóvenes, pero sobre todo muchos menores de edad no acompañados, además de un número menor de subsaharianos, todos se dirigían sin dudarlo hacia la frontera con Ceuta con el objetivo de atravesar hacia el lado español ante la aparente indiferencia y escaso control de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Muchos vehículos estacionaron en el perímetro cercano al puesto fronterizo, mientras se iba formado una fila interminable de personas que bordeaban la costa entre Castillejos y Ceuta y lograban superar sin mayor dificultad el espigón que separaba las dos ciudades, algunos a nado y otros caminando.

Otro artículo de interés: Madrid recibe a un guerrillero árabe con protestas de Marruecos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s