Ejército de Egipto logró abatir célula extremista en Sinaí

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: U.S. National Archives & DVIDS

Lectura: 5 minutos

El Ejército de Egipto informó este domingo que ha logrado abatir a 89 extremistas en las operaciones que desarrolla contra grupos armados en el norte de la península del Sinaí (noreste del país).

Las fuerzas militares también reconocieron que ocho de sus soldados murieron o resultaron heridos en un período que no precisaron.

El comunicado, que la prensa occidental considera impreciso, señala que una serie de acciones armadas que se realizan en la región culminaron «con éxito», tras haber conseguido «la muerte de 89 “takfiríes” (radicales) muy peligrosos» en el norte del Sinaí.

A la vez, sostiene que en las acciones de las Fuerzas Armadas egipcias perdieron la vida «8 héroes», quienes resultaron «mártires y heridos», sin especificar cuántos perecieron ni el rango de los militares.

Todas estas cifras se enmarcan «en el último período», sin dar más detalles sobre el lapso en el que se produjo la ofensiva, que forma parte de «los esfuerzos para perseguir y vencer los elementos terroristas».

El Ejército también señaló haber destruido 404 artefactos explosivo, cuatro cinturones de explosivos y 13 túneles usados por los yihadistas para infiltrarse en territorio egipcio desde la zona palestina de la Franja de Gaza.

Egipto acusa al movimiento islamista Hamás, que gobierna Gaza, de pertrechar con armas a los radicales que operan en el Sinaí, entre ellos milicianos del Estado Islámico. El comunicado del Ejército, que hace años trata de terminar con estos grupos en el norte del Sinaí, iba acompañado por imágenes de los cadáveres de los yihadistas abatidos.

Las autoridades señalaron que todas estas operaciones se producen tras un «endurecimiento de las medidas de seguridad» en la zona, en las que «la Fuerza Aérea, en coordinación con las unidades de la Guardia Fronteriza, lograron dirigir ataques preventivos contra elementos terroristas».

Alrededor de 1.060 yihadistas y decenas de miembros de las fuerzas de seguridad murieron en el Sinaí, según cifras oficiales. No hay balances independientes disponibles, pues la región está prohibida para periodistas.

El mayor atentado terrorista del grupo Estado Islámico (EI) fue en mayo pasado, contra el ejército egipcio, que a su vez afirmó que había matado a dos yihadistas. El ataque, cometido en el Sinaí, fue reivindicado en un comunicado publicado por la agencia de propaganda de la organización yihadista, Amaq.

El ejército egipcio afirmó haber matado a dos presuntos yihadistas un día después del atentado con bomba en esta península, escenario de una insurrección de los grupos radicales islámicos.

El portavoz de las fuerzas armadas Tamer al Rifai informó en un comunicado, que dos yihadistas «muy peligrosos» murieron en un «tiroteo» con militares en una explotación agrícola en la provincia de Sinaí del Norte. Se hallaron armas, municiones y walkie-talkies en el lugar, según el comunicado.

Rifai también informó sobre un atentado contra un vehículo blindado del ejército en Bir al Abd, una ciudad de la misma provincia. Afirmó que diez soldados, incluido un oficial, resultaron «muertos o heridos».

Las fuerzas de seguridad llevan años intentando sofocar una insurrección en el Sinaí, en la que participa un grupo local afiliado a la organización Estado Islámico (EI). La rebelión se intensificó después que el ejército derrocara al presidente islamista Mohamed Mursi en 2013.

El Ejército de Egipto informó tambien un ataque contra un vehículo blindado en el norte de la península del Sinaí, acción que habría dejado varios muertos. Las autoridades se limitaron a señalar que diez militares, entre ellos un suboficial y un oficial, resultaron «muertos o heridos» tras el atentado, que hasta ahora ningún grupo radical ha reivindicado.

Sin confirmar cifras, un comunicado colgado en la página de Facebook del Ejército señala que «las Fuerzas Armadas continúan su combate contra los elementos terroristas para preservar la seguridad nacional y la estabilidad». Los primeros antecedentes señalan que un artefacto explosivo detonó al paso de un vehículo al sur de la población de Bir al Abd.

Otras fuentes, bajo condición de anonimato, señalaron que el explosivo, de fabricación casera, mató a diez soldados y dejó a otros tres con heridas por metralla. El ataque ocurrió después de la puesta del sol, cuando los musulmanes rompen el ayuno al que se someten durante el ramadán. No fue posible obtener más detalles del atentado, pues las autoridades egipcias restringen el acceso de la prensa al Sinaí.

El presidente Abdelfatah al Sissi entregó sus condolencias a los familiares de las víctimas, a las que calificó de «héroes y mártires». Las fuerzas de seguridad egipcias intentan desde hace años contener una insurrección en la región, perpetrada por un movimiento local afiliado al grupo Estado Islámico (EI).

En febrero de 2018, Egipto puso en marcha una importante operación antiterrorista en la región, y también en varias partes del desierto occidental, entre el valle del Nilo y la frontera con Libia. Desde entonces, unos 845 presuntos yihadistas y cerca de 60 militares han muerto en los enfrentamientos, según cifras oficiales. En algunas ocasiones, los ataques terroristas también se han perpetrado en El Cairo.

Otro artículo de interés: Egipto mantiene vía diplomática para crisis de Gaza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s