Alarma por espionaje chino con teléfonos de Huawei

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Piqsels.com

Lectura: 8 minutos

La batalla no es solo comercial, abarca también el sensible territorio de la inteligencia, el espionaje, y la defensa estratégica, advierten expertos internacionales que siguen el diferendo del gigante tecnológico.

El Ministerio de Defensa de Lituania desaconseja la compra de teléfonos móviles fabricados en China manifestando que los aparatos chinos en uso actualmente deberían ser enviados a reciclaje, según la recomendación.

La advertencia fue publicada luego que la Agencia Estatal de Seguridad Cibernética de Lituania encontrara funciones de censura integradas en los dispositivos, una fórmula para rastrear información sin que los propietarios de los teléfonos se enteren.

Los teléfonos móviles vendidos en Europa por el gigante chino de teléfonos inteligentes Xiaomi podrían reconocer y censurar términos como «Tíbet libre», «Viva la independencia de Taiwán» o «Movimiento por la democracia», según un informe del gobierno lituano.

Actualmente hay 449 términos chinos que podrían ser censurados por las aplicaciones del sistema del teléfono Xiaomi, incluido el navegador de Internet que es estándar en tales dispositivos. La lista de términos censurados se actualiza constantemente.

Aunque esta función se ha desactivado en el software del teléfono Mi 10T 5G para la «región de la Unión Europea», se puede activar de forma remota en cualquier momento, advierte la autoridad de ciberseguridad de Vilnius, la capital lituana.

El teléfono Xiaomi también envía datos encriptados sobre el uso del teléfono a un servidor en Singapur.

Xiaomi se cotiza como el segundo fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, detrás de Samsung y delante de Apple. También en teléfonos del fabricante chino Huawei fue descubierto un agujero de seguridad en sus modelos P40 5G.

El informe concluye que los resultados son «no solo importantes para Lituania, sino para todos los países». El viceministro de Defensa, Margiris Abukevicius, recomienda «no comprar nuevos teléfonos chinos y deshacerse de los que ya se han comprado lo antes posible».

Como líder en el mercado de smartphones, Huawei tiene el margen tecnológico para expandir la rápida red 5G en todo el mundo. Estados Unidos, pero también otros países occidentales, temen que el coloso le permita al gobierno chino espiar y sabotear por la puerta trasera.

¿Es Huawei solo un peón en la guerra comercial entre Estados Unidos y China? El arresto de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, hija del fundador de la empresa, en Canadá en 2018 marcó el punto culminante del conflicto entre la empresa y Estados Unidos.

Pero también en Europa hay desconfianza hacia la empresa tecnológica china. ¿Qué tan estrecha es la conexión de Huawei con su propio estado, y qué riesgos y oportunidades ofrece la cooperación con el gigante 5G?

En una declaración ante la Cámara de los Comunes el año pasado, el ministro de Cultura, Digital, Deportes y Medios de Comunicación, Oliver Dowden, dijo que toda la infraestructura aportada hasta ahora por Huawei será eliminada del territorio británico de aquí a 2027.

Dowden comunicó la medida tras una reunión del Consejo de Seguridad Nacional ─formado por algunos ministros , el abogado del Estado y presidido por el primer ministro, Boris Johnson─, que anuló otra decisión que autorizaba a Huawei a acceder a partes no estratégicas de la red 5G, al considerar que suponía un riesgo «controlable» para la seguridad nacional.

El ministro explicó que las circunstancias han cambiado y el Consejo «ha tomado en consideración» la decisión anunciada en mayo del 2020 por EE. UU., inmerso en una guerra comercial con China, de restringir la venta de chips de fabricación estadounidense a la gigante asiática, lo que pone en peligro «la cadena de suministro».

Las sanciones de la primera potencia mundial «limitan la capacidad de Huawei de producir productos importantes», lo que crea «incertidumbre en torno a la cadena de suministro» y el Reino Unido, declaró el político conservador. «Para ser claros, desde el final de este año, los operadores de telecomunicaciones no deben comprar ningún equipamiento de 5G de Huawei, y, cuando se apruebe la ley de seguridad en las telecomunicaciones, será ilegal hacerlo», dijo.

Dowden admitió que la exclusión de la empresa china ralentizará entre 2 y 3 años el desarrollo de la red de alta velocidad en este país y aumentará el costo en unos 2.000 millones de libras (2.200 millones de euros).

En los últimos días, los principales operadores británicos, entre ellos Vodafone y BT, ya han advertido que la eliminación de los equipos de Huawei de las redes del Reino Unido costará miles de millones de libras y puede provocar cortes de señal. Los directivos de estas empresas señalan que, para evitar grandes trastornos económicos y de servicio, necesitarán al menos cinco años para avanzar con el proceso de «eliminación total».

El Gobierno británico ha tomado la decisión tras recibir constantes presiones de Estados Unidos, que sostiene que los tratos con Huawei exponen a los países a espionaje y sabotaje por parte del Estado chino, lo que Pekín niega.

En una sesión parlamentaria en Londres, el vicepresidente de Huawei, Victor Zhang, defendió la reputación en materia de seguridad de la compañía y rechazó que esté obligada a acatar órdenes del Gobierno de Pekín, al tiempo que garantizó regirse por la legislación británica.

La decisión anunciada por el Ejecutivo de Johnson tensará aún más las relaciones con China, que están bajo presión después de que Londres criticara la nueva legislación de seguridad nacional que Pekín aplicará sobre la excolonia británica de Hong Kong.

El Gobierno estadounidense tambien acusó el año pasado al gigante chino de las telecomunicaciones Huawei del robo de secretos comerciales y aseguró que esta empresa mantiene negocios ilegales con Corea del Norte y ayuda a Irán en la vigilancia interna.

La acusación de 16 cargos de conspiración para robar secretos comerciales y violar la ley de organizaciones corruptas e influenciadas por el crimen organizado (RICO) contra Huawei Technologies, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, y dos de sus filiales estadounidenses, fue presentada en un tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York, informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

Una de las acusaciones hace referencia a la supuesta práctica que la compañía con sede en China usa desde hace tiempo para, mediante el fraude y el engaño, apropiarse indebidamente de tecnología avanzada y propiedad intelectual de empresas estadounidenses, informó el Departamento de Justicia.

En su acusación, producto de una larga «investigación independiente» llevada a cabo por el Gobierno estadounidense y que sustituye a las anteriores, el Departamento de Justicia asegura que la propiedad intelectual obtenida ilegalmente por Huawei incluía «secretos comerciales y material protegido por los derechos de autor, como código fuentes y manuales de usuario para enrutadores de internet, tecnología de antenas y tecnología de prueba de robots».

El Gobierno estadounidense también acusó a Huawei de trabajar en proyectos comerciales y tecnológicos en países sujetos a sus influencias como Irán y Corea del Norte, así como de llevar a cabo esfuerzos para ocultar el alcance de estos negocios mencionando en sus comunicaciones internas a esas naciones con nombres en clave, como el código «A2» para el primero de esos países o «A9» para el segundo.

Otro artículo de interés: Agrio encuentro diplomático de alto nivel entre EE. UU. y China

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s