China amenaza a EE. UU. por interferencia en Hong Kong

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Protestas en Hong Kong contra el gobierno chino / Foto: Studio Incendo

Lectura: 5 minutos

El intento de Estados Unidos de jugar la «carta de Hong Kong» para socavar la prosperidad y estabilidad de Hong Kong y contener el desarrollo de China está condenado al fracaso, dijo el viernes un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino.

El portavoz Zhao Lijian hizo las declaraciones en una conferencia de prensa cuando se le pidió que comentara sobre la hoja informativa acerca de la interferencia estadounidense en los asuntos de Hong Kong y el apoyo a las fuerzas anti-China y desestabilizadoras, que fue publicada en el sitio web de la cancillería este viernes.

Zhao, quien mencionó casos incluidos en la hoja informativa, dijo que los asuntos de Hong Kong son exclusivamente asuntos internos de China y que ningún país extranjero tiene derecho a interferir.

La formulación e implementación de la ley de seguridad nacional en Hong Kong ha mejorado el imperio de la ley en Hong Kong, ha restaurado la seguridad y la estabilidad de Hong Kong, ha protegido los derechos e intereses legítimos de los residentes de Hong Kong y ha promovido la transición de Hong Kong del caos a la gobernación, indicó.

«La parte estadounidense debe respetar seriamente la soberanía de China, acatar el derecho internacional y las normas básicas que rigen las relaciones internacionales, dejar de inmiscuirse en los asuntos de Hong Kong, dejar de socavar el imperio de la ley en Hong Kong y detener la injerencia en los asuntos internos de China», dijo Zhao, quien agregó que debe abstenerse de apoyar y alentar a las fuerzas desestabilizadoras anti-China.

«China reaccionará firme y fuertemente a la interferencia de Estados Unidos en los asuntos de Hong Kong», dijo Zhao.

Los incidentes diplomáticos entre Estados Unidos y China alarman a la comunidad internacional, y no parecen encontrar un freno con permanentes alusiones a los líderes democráticos de Hong Kong y Taiwán que asustan al gobierno de Beijing.

Taiwán denuncio este viernes que 24 aviones de combate chinos sobrepasaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) después que la isla solicitara incorporarse al Acuerdo Progresivo e Integral para la Asociación Transpacífica (CPTPP), decisión que Pekín rechaza «categóricamente».

Según la cartera de Defensa taiwanesa, se trató de dos incursiones el jueves en el suroeste de la isla en las que participaron cazas J-16 y J-11, aviones-radar KJ-500, aviones de reconocimiento Y-8 y bombarderos H-6K.

La Fuerza Aérea isleña emitió advertencias por radio y movilizó unidades hasta que los aviones chinos abandonaron la ADIZ taiwanesa, que no está definida ni regulada por ningún tratado internacional.

La cifra de aviones militares chinos que se ingresan en la ADIZ taiwanesa ha aumentado en los últimos meses, según Taiwán, y esta última incursión se produciría después que la isla solicitara el miércoles incorporarse al CPTPP, uno de los mayores acuerdos comerciales del mundo, al que China también había pedido unirse.

El representante comercial taiwanés John Deng aseguró el jueves que Taiwán busca unirse al CPTPP antes que lo haga China y que, de lo contrario, la isla afrontaría dificultades para su adhesión.

Asimismo, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, pidió en las redes sociales el apoyo de Japón para incorporarse al CPTPP, que entró en vigor en diciembre de 2018 y engloba a once países, entre ellos, México, Perú, Chile, Australia y Nueva Zelanda.

Por su parte, China, que reclama la soberanía de Taiwán y la considera una provincia rebelde para cuya reunificación no ha descartado el uso de la fuerza, se opuso el jueves «categóricamente» a que la isla pueda incorporarse al CPTPP o «a cualquier tratado u organismo internacional».

Expertos citados por la prensa china opinaron que los países firmantes del pacto no deben «proporcionar ningún tipo de plataforma» que «aliente actos independentistas taiwaneses», y que la adhesión de la isla a pactos internacionales bajo el nombre de China-Taipéi, tal y como ocurrió en 2001 al unirse a la Organización del Mundial del Comercio (OMC), deben contar con la aprobacion de Beíjing.

El experto Tang Yonghong, de la Universidad de Xiamen, comentó al diario Global Times que la solicitud taiwanesa es «una farsa» y que el gobernante Partido Progresista Democrático taiwanés busca «aferrarse a Estados Unidos y Japón para unirse contra China».

«Japón podría usar a Taiwán como carta negociadora con China para obtener réditos. Otros estados del pacto, como Canadá, seguirán a Estados Unidos. Pero Singapur, Vietnam o Brunéi, que tienen estrechos vínculos con China, no desafiarán a Beijing», pronosticó.

Por su parte, expertos taiwaneses aseguraron a la prensa local que la solicitud taiwanesa llega «a tiempo» y que la isla debe también salvar otros obstáculos para su adhesión como el veto en vigor de la isla a la importación de productos japoneses procedentes de las zonas afectadas por el desastre nuclear de 2011.

Otro artículo de interés: Francia rechaza acuerdo estratégico anti-China para Pacífico Sur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s