Putin rechaza acuerdo naval de Australia con EE. UU. y Gran Bretaña

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Rusia, Vladímir Putin / Foto: Kremlin

Lectura: 3 minutos

El acuerdo Aukus, que enlaza en términos estrategicos a Estados Unidos, Gran Bretaña y Australia con el interés también de Japon, fue rechazado de manera contundente por el presidente de Rusia Vladímir Putin.

El AUKUS, un pacto de seguridad entre Australia, Reino Unido y Estados Unidos, «indudablemente» socava la estabilidad regional, dijo el presidente Putin.

«En mi opinión, es bueno ser amigos entre sí, pero es malo ser amigos en contra de alguien. Esto daña la estabilidad de la que todos hablamos y que a todos nos importa», afirmó Putin el miércoles durante una entrevista con el canal de televisión estadounidense CNBC.

El mandatario indicó que espera que la situación no se desarrolle de acuerdo con algún escenario impredecible y que no cause ninguna tensión adicional en la región.

Australia, Reino Unido y Estados Unidos anunciaron el 15 de septiembre el establecimiento de AUKUS a partir del cual Washington y Londres apoyarán a Canberra en la construcción de submarinos de energía nuclear.

Rusia ha expresado reiteradamente sus preocupaciones por el nuevo bloque.

Funcionarios rusos dijeron a la subsecretaria de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Victoria Nuland, durante su reciente visita a Rusia, que el AUKUS no sólo daña la arquitectura de seguridad existente en Asia-Pacífico, sino que también lleva el riesgo de socavar el régimen de no proliferación global, señaló hoy la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova.

El acuerdo provocó tensiones por ahora irresueltas con Francia que tenía firmado un compromiso de Australia para adquirir tres submarinos de tipo convencional, acuerdo dejado sin efecto y reemplazado por la compra de naves con armamento nuclear.

También Rusia se mostró preocupada el viernes por los disturbios que tuvieron lugar la víspera en Beirut e instó a todos los políticos libaneses a mantener la calma y a retomar el trabajo conjunto a fin de resolver los problemas actuales del país.

«Moscú está extremadamente preocupado por la creciente tensión política en el Líbano», señaló el Ministerio de Exteriores en un comunicado, en el que expresó su deseo de que el Gobierno formado por Najib Mikati haga frente a este «peligroso desafío» y «prevenga una mayor degradación de la situación en el país».

La diplomacia rusa instó por ello «a todos los políticos libaneses a mantener la calma y la prudencia, y a retomar el trabajo constructivo conjunto a fin de resolver los problemas actuales en la agenda nacional sobre la base del respeto mutuo y el consenso, sin interferencias externas».

Una protesta convocada por grupos chiíes aliados con Irán para pedir la destitución del juez a cargo de investigar la explosión del puerto de Beirut en 2020 desembocó el jueves en fuertes disturbios en la capital libanesa, que se saldaron con al menos seis muertos y provocaron el miedo a una nueva oleada de violencia sectaria en este país que fue escenario de una guerra civil (1975-1990).

Los incidentes se produjeron en medio de una creciente presión internacional por las obstrucciones a la pesquisa y de desacuerdos políticos sobre la responsabilidad de una serie de antiguos altos cargos en relación a la explosión que en agosto del año pasado causó más de 200 muertos, 6.500 heridos y una gran devastación en Beirut.

Otro artículo de interés: China busca socios para mantener hegemonía en Pacífico Sur

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s