Alarma en mercado mundial por proyección alcista del precio del crudo

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: pxhere.com

Lectura: 5 minutos

El ministro de Petróleo de Irak, Ihsan Abdul-Jabbar, uno de los principales países productores de crudo, avanzó en las proyecciones del precio para el año próximo en una conversación con periodistas en Bagdad.

Abdul-Jabbar expresó que un precio de 75 a 85 dólares por barril sería el margen preferido a largo plazo. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados de la OPEP+, se oponen a que los precios del crudo superen un nivel «aceptable» y están estudiando vías para equilibrar el mercado, dijo el ministro.

Al mismo tiempo, señaló que la OPEP+ se opone «a un mayor incremento de los inventarios de petróleo globales porque eso podría conducir a un colapso del crudo en los mercados».

El ministro dijo también que el precio del barril de crudo podría alcanzar los 100 dólares en el primer trimestre de 2022 debido al bajo nivel de los inventarios globales.

La crisis de suministro de energía está complicando la recuperación mundial de la pandemia de COVID-19. El miércoles, los contratos a futuro de la variedad Brent del Mar del Norte operaban en los mercados a 85,05 dólares por barril y los del crudo estadounidense a 82,96 dólares.

Los precios han estado aumentando en los últimos dos meses. Desde principios de septiembre, el Brent ha subido un 19% y el estadounidense un 21%.

Con las temperaturas ya en descenso en el hemisferio norte ante la llegada del invierno y el aumento de la demanda por calefacción, los expertos también esperan que el costo del carbón y el gas natural se mantendrá elevado.

En Estados Unidos, las acciones petroleras subieron al descender los inventarios de gasolina y otros destilados la semana pasada, informaron fuentes de la industria.

Al igual que en Europa y Estados Unidos, el repunte de la demanda ha sobrecargado la capacidad de generación de electricidad en China.

El aumento de los precios del gas natural y la electricidad en Europa han acaparado recientemente la atención de la prensa, pero una crisis energética relacionada con la pandemia de COVID-19 está también afectando a China, donde las reservas de carbón están peligrosamente bajas.

La crisis energética en China tendrá mayores consecuencias para la economía global que el problema europeo, señalan los expertos.

Algunas regiones chinas están racionando la electricidad a las fábricas y dos tercios del país sufrieron apagones la semana pasada.

La prensa estatal mantiene un tono optimista, pero hasta el Global Times, el periódico en inglés del Partido Comunista, admitió que «hubo algunos problemas que pudieron causar el colapso de la red energética (del noreste), que se sumaron a la insuficiencia eléctrica regional».

Al igual que en Europa y Estados Unidos, el repunte de la demanda ha sobrecargado la capacidad de generación de electricidad en China, y, debido a condiciones climáticas, los sistemas renovables han producido menos energía de la esperada, dicen analistas del sector.

El problema se ha complicado por la introducción de medidas punitivas del gobierno para cumplir las metas de reducción de combustibles fósiles establecidas por Beijing para alcanzar sus compromisos de recortar las emisiones de carbón en un 65% antes de 2030.

Según la Comisión para el Desarrollo y Reforma Nacional, que controla la planificación de la economía de China, 20 provincias no cumplieron sus metas de carbón para 2021, entre ellas Guangdong y Jiangsu, que juntas generan más de un tercio de la producción económica del país.

Los precios de la energía se han más que duplicado en China en medio de un aumento de la demanda de electricidad de las fábricas y menos producción de las minas de carbón.

Veinte de las 31 provincias de China están ahora racionando la electricidad, lo que está impactando en la producción de aluminio, acero, cemento y fertilizantes.

A pesar de ser el principal productor de carbón del mundo, China tenía este lunes pasado reservas solo para 14 días y se vería obligada a importar. Sin embargo, eso será difícil en parte a causa de un embargo impuesto el año pasado a las importaciones de carbón de Australia, el mayor exportador global.

Con la orden de Beijing a las compañías generadoras estatales de asegurar el abastecimiento, los mercados de energía globales probablemente observarán una guerra de ofertas por suministros de carbón y gas natural, lo que disparará los precios en todo el mundo estima Jamie Detner de la Voa.

Capital Economics, una empresa de análisis y consultas en Londres, dijo a sus clientes la semana pasada que la «escasez de energía no disminuirá en un futuro inmediato».

«La insuficiencia energética de China es una reflexión de la presión global en los mercados de energía y no se resolverá de la noche a la mañana», dijo Julian Evans-Pritchard. «El racionamiento de electricidad seguirá restringiendo la actividad industrial hasta que la demanda se debilite lo suficiente para que el mercado de energía doméstico regrese al equilibrio».

Otro artículo de interés: Inquieta precio del barril del crudo, supera 80 dólares

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s