Alerta en Pentágono por nuevas armas chinas

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: olemiswebs

Lectura: 5 minutos

El Pentágono se encuentra en alerta sobre el rápido avance de China en materia armamentista, después que se conociera que Beijing lanzó recientemente un sistema de armas hipersónicas que las autoridades del ministerio de Defensa china califican de utilidad espacial no militar.

Es solo una cuestión de tiempo antes de que llegue a realizarse el plan de China para reemplazar a Estados Unidos como la potencia militar más importantes del mundo, advirtió un alto general estadounidense, que pidió a Washington y sus aliados que aceleren los esfuerzos para contrarrestar el intento de dominación de Beijing.

El general John Hyten, segundo al mando del Estado Mayor Conjunto y ─por lo tanto─ el segundo oficial de más alto rango en Washington, calificó el rápido aumento de las fuerzas armadas chinas como «asombroso».

«El ritmo al que se están moviendo y la trayectoria en la que están superará a Rusia y Estados Unidos si no hacemos algo para evitarlo», dijo el jueves en un encuentro con periodistas. Respondía a una consulta de la Voa.

«Tenemos que hacer algo», agregó.

La advertencia de Hyten, quien deja la carrera el próximo mes, se produce un día después de que el alto oficial militar estadounidense confirmara públicamente que China probó un sistema de armas hipersónicas en julio, enviando un artefacto alrededor del mundo a cinco veces la velocidad del sonido.

El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijo a Bloomberg Television el miércoles que la prueba china era «muy preocupante».

«No sé si es un momento Sputnik, pero creo que está muy cerca de eso. Tiene toda nuestra atención», agregó Milley, refiriéndose al lanzamiento por parte de Rusia del primer satélite artificial del mundo en la década de 1950. La hazaña desató la carrera espacial que dominó las próximas décadas.

Al igual que Milley, Hyten se negó a compartir detalles de la prueba hipersónica china y dijo que la información seguía siendo clasificada.

Sin embargo reconoció que simplemente al realizar tal prueba, China estaba enviando un mensaje.

«Todas las armas hipersónicas que están construyendo, todas las armas nucleares que están construyendo, no están destinadas a su propia población», dijo Hyten sobre China. «Están destinadas a los Estados Unidos de América, y tenemos que asumir eso, y tenemos que planificarlo».

Hyten expresó su confianza en que, por ahora, el propio programa hipersónico de Estados Unidos está más avanzado, aunque expresó su preocupación por que incluso eso podría estar cambiando.

«En los últimos cinco años, tal vez más, Estados Unidos ha realizado nueve pruebas hipersónicas», dijo Hyten a los periodistas. «Los chinos han hecho cientos».

«Un solo dígito versus cientos no es una buena posición», dijo.

Hyten también repitió las preocupaciones que expresó por primera vez como comandante del Comando Estratégico de EE. UU., cuando dijo que la capacidad de Washington para defenderse de las armas hipersónicas chinas y rusas necesita trabajo.

«La clave al defenderse de los hipersónicos no es el arma. No es construir nuestros propios hipersónicos, es construir un sensor que pueda ver los hipersónicos», dijo. «En este momento, no tenemos los sensores».

Hyten dijo que una forma de aumentar la visibilidad sería que Estados Unidos trabajara con aliados para crear una red integrada de sistemas terrestres y espaciales para rastrear las armas de alta velocidad.

Pero construir tal capacidad llevará tiempo, y Hyten advirtió que su desarrollo podría empantanarse por la creciente burocracia del Pentágono, que dijo que continúa demorando los programas importantes, a pesar de los recientes esfuerzos para impulsar la eficiencia.

Hyten dijo que otra forma de contrarrestar las armas hipersónicas sería recurrir a láseres, que viajan a la velocidad de la luz.

«Finalmente hemos llegado al punto en la tecnología de láseres en que ha alcanzado la madurez de que en realidad puede ser letal en las amenazas de misiles entrantes», dijo Hyten. «Necesitamos invertir en eso».

A pesar de las preocupaciones sobre el rápido progreso de la destreza militar de China, Hyten dijo que, por el momento, Rusia sigue siendo la mayor amenaza existencial para Estados Unidos.

«Rusia sigue siendo la amenaza más inminente, simplemente porque tiene 1.500 armas nucleares desplegadas, más o menos, y China tiene aproximadamente el 20% de eso», dijo el general. «Entonces, tienes que preocuparte por Rusia a corto plazo».

«Ya tienen capacidades hipersónicas operativas con armas nucleares y continúan experimentando con hipersónicos, pero no al ritmo de China, ni cerca del ritmo de China», concluyó Hyten.

Otro artículo de interés: Estados Unidos sigue de cerca plan chino de misiles hipersónicos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s