En Austria gobierno advierte sobre apagón generalizado

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Shawn Carpenter

Lectura: 5 minutos

El gobierno de Austria ha lanzado una campaña cargada de dramatismo, para que la ciudadanía se prepare a enfrentar un gran apagón eléctrico de duración indefinida, postura que mantiene bajo incertidumbre a los expertos en materia energética. ¿El gobierno austriaco tiene información reservada que ignoran los especialistas europeos?

La ministra de Defensa austríaca, Klaudia Tanner, dijo en abril de este año que «la cuestión no es si habrá un gran apagón, sino cuándo».

Por ello ha supervisado varias actividades que buscan crear conciencia sobre «un peligro real, pero subestimado» y estuvo al frente del lanzamiento, a comienzos de octubre, de una campaña informativa, además de carteles en las calles, donde se explica «qué hacer cuando todo se detiene».

La instrucción es básicamente tener agua y comida para varios días. Y también tener a la mano combustible, velas, baterías y otros artefactos de primera necesidad. «¿Qué hacer cuando nada funciona, cuando no hay agua ni electricidad? Un gran apagón tiene enormes consecuencias», explicaba Tanner.

Mejor saber qué ocurriría si los semáforos, computadores, cajeros automáticos, internet, móviles, transporte y otros servicios dejaran de operar, estimas las autoridades.

El Ejército austríaco recomienda tener en casa reservas suficientes al equivalente a dos semanas de cámping, así como pactar de forma previa con familiares y amigos un punto de encuentro y sentar las bases de una red de cooperación vecinal.

El teniente coronel Pierre Kugelweis dijo a la agencia española EFE que era imprescindible contar con alimentos duraderos, como pasta y arroz, además de conservas, dos litros de agua por persona y día, un hornillo portátil de gas, dinero en efectivo y una radio a pilas.

A partir de 2025 cien de los principales cuarteles militares austríacos serán autosuficientes en el mayor grado posible en términos de energía, combustible, agua potable y alimentos. Y desde ahí se espera apoyar a bomberos y médicos que requieran electricidad y coordinación en caso de un apagón.

De hecho, las fuerzas armadas ya han ensayado escenarios catastróficos sin incomodar a los especialistas que no otorgan mayor credibilidad a los dramáticos esfuerzos austriacos.

El riesgo de un apagón es tomado también muy en serio por el operador de la red eléctrica de Austria y por todas las compañías de energía del país alpino. Para Gerhard Christiner, director técnico de Red Eléctrica de Austria (APG), el cambio climático y el tiempo extremo, con intensas olas de calor y frío, aumentan las posibilidades de un «blackout».

El experto en seguridad Johann Frank dijo a la emisora ORF que «los desafíos en seguridad aumentan y la situación para Austria y Europa empeora».

Algunos expertos ven amenazas en la crisis de combustibles que golpea a Reino Unido, la caída de Facebook hace unas semanas y los ciberataques rusos, que son solo pequeños ejemplos de posibilidades más terribles.

Sin embargo el problema de combustibles en el Reino Unido no es de producción sino logístico, falta de camiones para distribuir el fluido como resultado del Brexit que canceló las visas de trabajadores camioneros no británicos.

Austria, por lo pronto, considera que los apagones, como la pandemia del coronavirus, los atentados terroristas y la ciberseguridad, son puntos críticos que deben ser atendidos a la brevedad.

Austria contará a partir de 2024 con 12 bases militares autosuficientes que puedan seguir funcionando en un posible escenario de apagones masivos con interrupciones prolongadas de electricidad o agua corriente.

Así lo informó el Ministerio austríaco de Defensa en marzo. El objetivo es crear «doce islas de seguridad», al menos una en cada uno de los nueve Estados federados que conforman el país, que permitan no sólo cubrir todas las necesidades de las tropas sino también ofrecer atención médica básica y otros servicios a la población civil.

Estos planes se difundieron durante la presentación de las prioridades de seguridad para Defensa en 2021, en las que se indicó que el Ejército debe estar preparado para situaciones de riesgo más allá de conflictos armados, según la agencia de noticias Apa.

«El estado de la seguridad en Austria y Europa está empeorando, mientras que las amenazas siguen en aumento», explicó el general de división Johann Frank, uno de los responsables de realizar el análisis en esa materia para el país centroeuropeo y que consideró esos grandes apagones una situación realista de «gran peligro».

Después de haber sufrido ataques informáticos, un atentado terrorista yihadista en 2020 y una pandemia, la ministra de Defensa austríaca, Klaudia Tanner, consideró también fundamental que el Ejército esté preparado para todos los escenarios posibles.

En noviembre pasado se realizaron maniobras donde el ejército ensayó con un escenario de interrupción de sistemas básicos en el área de Viena.

Otro artículo de interés: Nuevo apagón generalizado en sistema de Internet

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s