Déficit comercial récord de Estados Unidos en septiembre

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: GPA Photo Archive

Lectura: 3 minutos

El déficit comercial de Estados Unidos saltó a un récord máximo en septiembre debido a que las exportaciones se desplomaron, según mostraron los datos del gobierno el jueves.

El Departamento de Comercio dijo que la brecha comercial aumentó un 11,2%, a un récord de 80.900 millones de dólares. Economistas encuestados por Reuters habían pronosticado un déficit de 80.500 millones de dólares.

Las exportaciones cayeron un 3% en septiembre, a 207.600 millones de dólares. Las exportaciones de bienes bajaron un 4,7%, a 142.700 millones de dólares.

El desplome fue liderado por los suministros industriales, con un descenso de 1.000 millones de dólares en las exportaciones petroleras. Las exportaciones de bienes de capital también cedieron, pero las de bienes de consumo fueron las más altas jamás registradas.

Las importaciones aumentaron un 0,6%, a un récord de 288.500 millones de dólares. Las importaciones de bienes crecieron un 0,8%, 240.900 millones de dólares, también un récord.

Las importaciones de suministros y materiales industriales fueron las más altas desde abril de 2014 y las de bienes de capital tocaron niveles récord, al igual que las importaciones no petroleras y las de otros bienes.

Es probable que las importaciones sigan siendo elevadas a medida que las empresas reponen sus agotados inventarios.

Las opiniones de los estadounidenses sobre la economía del país se deterioraron en el último mes, según una encuesta difundida el lunes pasado, y casi la mitad espera que las condiciones empeoren el próximo año.

Solo el 35% de los encuestados considera que la economía de Estados Unidos es buena, mientras que el 65% la considera mala, según un sondeo de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research.

En septiembre, 45% de los estadounidenses calificaron de buena la economía. En enero y febrero, cuando la pandemia de coronavirus se extendía por todo el país, el pensamiento era similar al de ahora.

El deterioro del sentimiento económico de los estadounidenses se produce mientras el costo de los bienes está aumentando en todo el país, en particular los precios de la gasolina, y cuando los cuellos de botella en las cadenas mundiales de suministro dificultan la compra de todo, desde muebles hasta automóviles.

El Departamento del Trabajo informó a principios de octubre que los precios al consumidor en septiembre subieron 5,4% respecto del año anterior, el mayor aumento anual desde 2008.

Nadine Christian, de 55 años, consultada por la Voa, dijo que está preocupada por el aumento del costo de vida en el último año.

«Crecí en la década de 1970 y recuerdo que a mis padres les resultaba difícil llegar a fin de mes», dijo Christian, refiriéndose a la última vez que la economía estadounidense se vio gravemente afectada por la fuerte inflación. «No es tan malo como en aquel entonces, pero siento que cualquier día podríamos descarrilar».

El 47% de los estadounidenses espera que la economía empeore el próximo año y el 30% cree que mejorará. En una encuesta de AP-NORC realizada en febrero y marzo, la situación era al revés: el 44% esperaba que la economía mejorara en el próximo año y solo el 32% dijo que empeoraría.

Otro artículo de interés: Barril de petróleo a 120 dólares, alarma para actividad económica mundial

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s