Nicaragua elimina visas para cubanos con sospechas de Estados Unidos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: U.S. National Archives & DVIDS

Lectura: 4 minutos

La medida de Nicaragua ha generado expectativas en Cuba, al mismo tiempo provoca alarmas entre los críticos del Gobierno de Daniel Ortega. Algunos advierten que Ortega habría tomado la medida como una estrategia política para presionar al presidente estadounidense Joe Biden por las sanciones impuestas en su contra.

De hecho, el senador republicano, Marco Rubio, calificó como un «acto hostil» la decisión afirmando que «el régimen Ortega-Murillo está ayudando a la dictadura cubana al eliminar los requisitos de visa para instigar la migración masiva hacia nuestra frontera sur».

Al hacer el anuncio esta semana, las autoridades nicaragüenses argumentaron que buscan «el intercambio comercial, el turismo y la relación familiar humanitaria».

Analistas políticos en Nicaragua consultados consideran que Ortega está utilizando a los cubanos como un arma geopolítica en contra de Estados Unidos para crearle problemas en su frontera, descartando que la decisión intente hacer una obra de «caridad o de humanismo».

«El gobierno sandinista ha mostrado un comportamiento completamente diferente al que tuvo antes de la crisis de 2018», explica la activista Haydeé Castillo, presidenta de la organización Nicaragüenses en el Mundo (NEEM).

Menciona, por ejemplo, que en 2015 Nicaragua cerró la frontera a migrantes cubanos que buscaban ingresar desde Costa Rica en su ruta hacia Estados Unidos.

Recordó que en aquel momento, la primera dama y vicepresidenta Rosario Murillo denunció que se trataba de una supuesta violación al territorio nacional y el ingreso forzado de inmigrantes cubanos.

«Antes de 2018, vimos que Ortega hasta lanzó fuerzas militares a los migrantes cubanos que querían transitar por el territorio para llegar a Estados Unidos. Ahora ha adoptado una política completamente diferente y que probablemente implique un mecanismo de presión hacia la política migratoria de Estados Unidos, para que en vez de ser lo que ha sido hasta el día de hoy, un muro de contención a la migración, más bien se está convirtiendo en un puente de tránsito libre de la migración», valora Castillo.

La activista catalogó de «una actitud realmente deplorable», lo que definió como el uso de la vulnerabilidad de los migrantes o su necesidad, como una estrategia para sostenerse en el poder de una «manera autoritaria y dictatorial».

Muchos cubanos, que por décadas han enfrentado difíciles condiciones de vida, desabastecimientos y otros males en medio de una crisis económica persistente, ven en la emigración una de las pocas oportunidades de salir adelante. De forma cíclica han ocurrido éxodos masivos desde la isla, que han tenido impacto en la región y cuyo destino final suele ser Estados Unidos.

Los cubanos son con frecuencia catalogados como posibles emigrantes, y requieren visas para ingresar a la mayoría de los países de la región y el mundo.

Desde antes de la pandemia COVID-19 era común ver a ciudadanos cubanos aglomerados en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, haciendo filas para volver a La Habana, con múltiples maletas de compras. La mayor afluencia ocurrió a partir de enero de 2019, cuando se flexibilizaron ciertos requisitos para los viajes.

Manuel Orozco, experto en Migración y Remesas de Diálogo Interamericano, con sede en Washington D.C., apunta que la nueva normativa de migración para Cuba es una «espada de doble filo».

Mientras el exdiputado nicaragüense, Eliseo Núñez, cree que Ortega utiliza a los cubanos «como un arma geopolítica en contra de Estados Unidos para crearle problemas en su frontera».

«Esto es conveniente para los rusos y para los chinos, porque tienen a Estados Unidos distraído resolviendo un problema doméstico mientras ellos se expanden en el resto del mundo. Es decir, Ortega con esto se está sumando a la estrategia rusa, principalmente, que ahora tiene dos expresiones: Bielorrusia y Nicaragua», sentencia Núñez.

Mientras que Orozco, citado por el medio digital Nicaragua Investiga, cree que la exoneración de visa «contribuye a facilitar la válvula de escape migratorio que se viene dando y permite parcialmente aminorar la condición deteriorada del país y la protesta social».

Otro artículo de interés: Fuerzas militares extranjeras en Nicaragua

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s