Conflicto en Canal de la Mancha

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: Frederic Diercks from Pixabay

Lectura: 5 minutos

Los pescadores franceses bloquearon el viernes tres puertos situados frente a las costas británicas y el tráfico ferroviario bajo el Canal de la Mancha, para exigir una solución al acceso de sus barcos a las aguas del Reino Unido, luego que las licencias acordadas en el «Brexit» fueran negadas por las autoridades británicas.

«Es la primera acción con la que queremos mostrar nuestra capacidad de bloqueo. Nuestra paciencia tiene un límite», aseguró el presidente del Comité Nacional de Pesca (CNP), Gérard Romiti, que advirtió que seguirán elevando la presión si no se llega a un acuerdo. «No pararemos hasta que se cumplan los acuerdos del «Brexit» y tengamos las licencias suficientes», agregó el delegado territorial de la CNP en Calais, Benoit Firmin.

Tras varias acciones más bien simbólicas en puertos, la acción potencialmente más contundente comenzó a primera hora de la tarde a la entrada del Eurotúnel, por donde pasa el 25 por ciento de la mercancía entre el Reino Unido y el continente. A bordo de decenas de furgonetas y vehículos, los pescadores bloquearon el acceso por el lado francés, impidiendo la entrada de camiones de mercancía con rumbo al Reino Unido.

El objetivo es bloquear las exportaciones para que «la población británica tome conciencia de lo que pasa». «Tienen acceso al mercado europeo y nosotros seguimos sin acceso a sus aguas», explicó previamente un dirigente pesquero. Al mismo tiempo, en Ouistreham (norte), cerca de las playas del desembarco aliado de Normandía durante la Segunda Guerra Mundial, varios impidieron a un ferri abandonar el puerto.

Romiti reconoció que se trata de «acciones simbólicas», que apenas duraron unas horas, pero avisó que pueden intensificarlas y recordó que el Reino Unido depende en gran medida del comercio que transita por el Canal de la Mancha. El dirigente aseguró que Reino Unido ha aprovechado la excusa de las licencias para «tensar la cuerda» de las negociaciones, pero avisa que llegarán «hasta el final».

El contencioso se centra en los documentos que exige Londres para otorgar las licencias. Según el acuerdo, las licencias se entregarán a los barcos que ya faenaban en aguas británicas antes del «Brexit», lo que no ha sucedido. Tras haber amenazado al Reino Unido con sanciones y el bloqueo en el suministro energético y de mercancías, París ha dejado la negociación en manos de la Comisión Europea.

Estas acciones llegan en un ambiente ya tenso entre ambos países por los migrantes que llegan a las costas británicas. Londres urgió incluso a Francia a garantizar que el comercio no se vea afectado por los «actos ilegales» en esta jornada de protesta.

El Comité Nacional de Pesca francés había anunciado la intención de bloquear varios puertos desde los que parten ferris con dirección al Reino Unido y el acceso al túnel ferroviario bajo el Canal de la Mancha como protesta por la crisis de las licencias que enfrenta a París y Londres.

Los pescadores bloquearán, en el mar, la llegada de los transbordadores a tres puertos de la Mancha: Saint-Malo, Ouistreham y Calais, anunciaron. En tierra, también bloquearán el acceso de los camiones de carga a la terminal del túnel del canal de la Mancha durante unas horas.

«No queremos limosnas, sólo queremos recuperar nuestras licencias. El Reino Unido debe respetar el acuerdo pos-Brexit. Hay demasiados pescadores que siguen sin trabajo», declaró Gérard Romiti, presidente del comité nacional, en una conferencia de prensa.

De esta forma protestan por la decisión del Reino Unido y de la isla anglonormada de Jersey de no atribuir todas las licencias de pesca demandadas en el marco de los acuerdos del Brexit firmados entre Londres y los Veintisiete.

Los pescadores llevan meses presionando para que se restablezcan esas licencias, pero ahora cuentan con dar un paso adelante ante el bloqueo de las negociaciones tripartitas entre Londres, París y Bruselas.

Al tiempo, denuncian la actitud «provocadora» y «humillante» de los británicos, a quienes acusan de utilizar la presión de las licencias de pesca para obtener una mejor posición negociadora en otras cuestiones ligadas al Brexit.

La Comisión Europea lanzó el miércoles un ultimátum al Reino Unido, hasta el próximo 10 de diciembre, para solucionar el contencioso.

El gobierno británico reaccionó de inmediato al anuncio de bloqueo. «Estamos decepcionados por las amenazas de protestas. Corresponderá a los franceses velar para que no se cometan actos ilegales y para que el comercio no se vea afectado», dijo un portavoz del gobierno.

En virtud del acuerdo del Brexit firmado a finales de 2020 entre Londres y Bruselas, los pescadores europeos pueden seguir faenando en aguas británicas siempre que puedan demostrar que antes pescaban allí.

Pero los franceses y los británicos están enfrentados sobre la naturaleza y el alcance de las pruebas que se deben presentar.

Otro artículo de interés: Persiste disputa entre Francia y Reino Unido por conflicto pesquero

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s