Plan europeo para enfrentar a China

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidenta de Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen / Foto: European Parliament

Lectura: 6 minutos

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se puso al frente de una nueva estrategia de la región destinada a frenar la ambiciosa influencia china que tiene un pasaporte público denominado Ruta de la Seda.

La mujer más poderosa de la Unión Europea no se guardó nada en la conversación con la prensa del miércoles, aludiendo directamente a los principios que animan la democracias en Occidente frente a un plan chino que no respeta valores fundamentales y se apoya sólo en la conquista territorial utilizando fondos públicos del gigantes asiático.

No es una casualidad la perspectiva europea. La inversión china en puertos de Grecia, Italia, Países Bajos y exportación industrial mantienen la luz amarilla de los principales países de la UE. Ahora Europa pasa de la cautela a la ofensiva con un plan mayúsculo de obras y servicios.

El plan de la Unión Europea supone movilizar hasta 300.000 millones de euros (unos 340.000 millones de dólares) de fondos públicos y privados hasta el año 2027 en proyectos de infraestructura. No alcanza para contrarrestar la influencia global de China pero es una señal, del análisis al combate parece decir la UE.

El proyecto, llamado Global Gateway, incluye recursos propios de la UE, de los 27 estados miembros, instituciones financieras europeas y entidades dedicadas al desarrollo, así como fondos provenientes del sector privado, anunció la Comisión Europea en un comunicado.

«Las inversiones en los sectores digital, sanitario, climático, energético y de transporte, así como en educación e investigación, serán una prioridad», afirma la nota de la Comisión.

Este plan ─visto como una alternativa a la estrategia de las llamadas «nuevas rutas de la seda» impulsada por China─ fue presentado por la Comisión como un modelo de respeto por los derechos humanos.

«Queremos proyectos que se implementen con un alto nivel de transparencia, buena gobernanza y calidad», dijo la presidenta de la Comisión en una conferencia de prensa.

China lanzó en 2013 su estrategia de inversión global para las «nuevas rutas de la seda», un proyecto insignia del presidente chino Xi Jinping, que parece destinada a desarrollar la infraestructura terrestre y marítima para conectar mejor a China con Asia, Europa y África.

El gobierno de China ha comprometido cerca de 140.000 US$ millones (unos 124.000 millones de euros) de inversiones, según datos oficiales de Beijing.

En las cancillerías de los países occidentales sonó la alarma.

Los analistas estiman que el plan es una herramienta para ampliar la influencia de China sobre países en vías de desarrollo, y advierten que Beijing fomenta el sobreendeudamiento, a través de licitaciones sospechas por falta de transparencia. La sospecha se extienede a prácticas corruptas con denuncian atropellos a los derechos humanos, sociales y ambientales.

La estrategia europea presentada el miércoles depende de un plan de los países del G7 para ofrecer a los países en desarrollo una alternativa a la estrategia china.

En su último discurso sobre el estado de la Unión, el 15 de septiembre, Von der Leyen anunció el lanzamiento de la estrategia global llamada Global Gateway.

«Somos muy buenos en la financiación de carreteras. Pero no tiene sentido que Europa construya una carretera perfecta entre una mina de cobre de propiedad china y un puerto de propiedad china. Tenemos que ser más inteligentes con este tipo de inversiones», dijo en esa oportunidad.

La fortaleza de las economías occidentales recibió un nuevo impulso en el primer día de diciembre, desde los mercados de capitales.

Las acciones subían con fuerza el miércoles, revirtiendo gran parte de las pérdidas de la víspera, ya que los inversores usaban la caída de los precios para comenzar diciembre apostando a que la última variante del COVID-19 no hará descarrilar la recuperación económica.

  • El índice EUROSTOXX subía un 0,91%, mientras que el FTSE 100 británico repuntaba un 1,24% y el DAX alemán, un 1,39%. Los futuros de Wall Street apuntaban a una fuerte apertura por encima del 1% tanto en el S&P 500 como en el Nasdaq 100.

La medida de acciones mundiales del MSCI (Morgan Stanley Capital Investment) ganaba un 0,48% tras perder un 1,5% el martes, cuando los inversores se asustaron por una advertencia de la farmacéutica Moderna que ponía en duda la eficacia de las vacunas existentes contra la variante ómicron.

Los países han respondido endureciendo las restricciones e imponiendo trabas a los viajes en algunas partes del mundo.

Los mercados mundiales también se vieron sometidos a presiones de venta el martes, después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que las compras de activos podrían tener que reducirse de forma más rápida para combatir el aumento de la inflación.

Las acciones en Asia subieron un 1,1% después que los operadores cambiaron de rumbo tras una fuerte ola vendedora en la víspera que llevó el índice de referencia regional a un mínimo de 12 meses.

Los precios del petróleo también se recuperaban de las fuertes caídas de la sesión anterior y trepaban más de un 4% antes de una reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Los comentarios de Powell impulsaron al alza el retorno de los bonos del Tesoro estadounidense, confirmando la estabilidad de la moneda norteamericana como referencia internacional del comercio.

Otro artículo de interés: Unión Europea reclama a China datos sobre tenista Peng Shuai

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s