China endurece posición del yuan con más atención al mercado interno

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: PublicDomainPictures from Pixabay

Lectura: 4 minutos

El sitio China Finance informa un nuevo valor del yuan (renminbi) que sugiere un cambio de política económica del gigante asiático, otorgando más atención al mercado interno a costa de disminuir la productividad de la actividad industrial del país.

En la pizarra figura el costo de 6,53 yuanes por dólar, un aumento significativo de la moneda china que llama la atención de los analistas financieros debido al escaso interés demostrado por la autoridad monetaria, controlada por el partido comunista, de modificar el rumbo.

Estados Unidos y países del bloque occidental han reclamado una devaluación del yuan para frenar el subsidio encubierto que significa en el mundo del comercio internacional una moneda controlada por el gobierno ajena a las reglas del mercado. China nunca respondió a los reclamos.

En esta ocasión la autoridad monetaria de Beijing adoptó una drástica decisión en dirección opuesta, aumentando el valor del yuan frente a la moneda norteamericana. Indicios de un cambio de rumbo en la política económica, se preguntan analistas financieros occidentales.

La nueva cotización puede ocultar también una decisión de gobierno de prestar más atención al mercado interno donde se notan debilidades que no escapan al escrutinio internacional, como el caso de la inmobiliaria Evergrande, un gigante empresario de bienes raíces con severos problemas para cumplir con los inversores.

El yuan, la divisa nacional de China, el tipo de cambio de 6,35 unidades frente al dólar, es el precio máximo alcanzado frente a la moneda estadounidense desde mayo de 2018.

Los medios informativos locales aluden al buen rendimiento de las exportaciones chinas, que han provocado un importante superávit comercial denominado en dólares.

En los últimos meses algunos analistas han sugerido que las autoridades chinas parecen sentirse cómodas con un yuan más fuerte pese a que esa situación reduce, en principio, la competitividad de los productos chinos en el exterior, ya que disfrutan de una gran demanda a nivel global en el marco de la pandemia.

Un yuan más fuerte permite a China absorber con mayor facilidad la escalada global de los precios de las materias primas, una mirada parcial que deja de lado los problemas de mayor envergadura que asoman en el país al parecer sin atender al cimbronazo que significa el nuevo precio en los importadores de productos chinos.

El producto bruto por habitante apenas supera los diez mil dólares frente a la capacidad de los países europeos, asiáticos y de Estados Unidos, todos por encima de los cuarenta mil dólares anuales per capita.

Chinese Finance Online advierte que la fortaleza del yuan podría no mantenerse durante mucho tiempo debido a que el mercado todavía apuesta por un repunte del dólar ante la recuperación gradual de la economía estadounidense.

Otro factor que podría reforzar al dólar frente al yuan es la decisión de la Reserva Federal (Fed, el banco central estadounidense) de reducir la compra de deuda que pondría fin a los estímulos empleados contra la pandemia, ante la alarma de un descontrol inflacionario.

A medio plazo, los analistas del banco de inversión CICC aseguran que el yuan podría enfrentarse a «algunas presiones a la baja» derivadas de políticas de flexibilización fiscal y monetaria en China, que impulsarían la demanda nacional y, por extensión, las importaciones, lo que reduciría el superávit comercial del país.

Otro artículo de interés: China defiende modelo económico

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s