Rusia consigue apoyo de China para planes estratégicos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente ruso, Vladímir Putin / Foto: Kremlin

Lectura: 5 minutos

El presidente Vladímir Putin está jugando en el tablero que más le gusta. Con un país pobre, cargado de corrupción entre empresarios privados y funcionarios públicos, interviene en la política mundial con resortes que conoce muy bien, sin duda desde su época de espía de la tenebrosa KGB, amenazas para llamar la atención internacional utilizando el arsenal nuclear almacenado.

Frente a la OTAN, avanza sobre el este de Ucrania, país que ya invadió en 2014. Entonces ocupó la península de Crimea pero, siguiendo a los analistas internacionales, espera «recuperar» todo el país como en su momento de gloria lo hizo la URSS.

El bloque occidental, con la OTAN a la cabeza, alarmado por el avance de las tropas rusas en la región que involucra a Georgia, Ucrania y las Osetias, envía mensajes de alerta a Putin, que no responde, y ni siquiera escucha.

Putin ha conseguido la atención del jefe del partido comunista chino, y presidente del país, Xi Jinping, un enemigo silencioso del bloque occidental.

Informe del Kremlin al respecto. El presidente ruso Putin, y el presidente chino, Xi Jinping, tratarán las tensiones en Europa y la retórica «agresiva» de Estados Unidos y la OTAN durante una videollamada el miércoles.

La conversación tendrá lugar en un momento de alta tensión en las relaciones de ambos países con Occidente, con Beijing acorralado por las severas críticas internacionales debido a la violación de los derechos humanos con el inminente comienzo de los juegos de invierno, una vidriera que el regimen chino quiere preservar a toda costa.

La acumulación de tropas rusas en la frontera este de Ucrania es motivo de tensión permanente con los principales países europeos, EE. UU. y Gran Bretaña.

«La situación en los asuntos internacionales, especialmente en el continente europeo, es muy, muy tensa ahora mismo y requiere una discusión entre aliados», dijo el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, refiriéndose a Moscú y Pekín.

«Observamos un discurso muy, muy agresivo por parte de la OTAN y de Estados Unidos, y esto requiere una discusión entre nosotros y los chinos».

Rusia ha cultivado relaciones más estrechas con China a medida que sus relaciones con Occidente han empeorado, y Putin ha utilizado la asociación como una forma de equilibrar la influencia de Estados Unidos a la vez que lograba acuerdos lucrativos, especialmente en materia de energía. Este año, Putin y Xi acordaron ampliar un tratado de amistad y cooperación de 20 años.

Peskov dijo que mantendrían una larga conversación con una amplia agenda que incluye energía, comercio e inversión.

La conversación tendrá lugar ocho días después de una videollamada entre Rusia y Estados Unidos en la que el presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió a Putin contra la invasión de Ucrania y este respondió que Rusia necesitaba garantías de seguridad legalmente vinculantes por parte de Occidente.

Un diplomático jerárquico ruso advirtió a Estados Unidos y sus aliados de la OTAN que su propia seguridad estará en riesgo si «torpedean» ciertas garantías militares para Rusia.

Putin ha exhortado a las potencias occidentales a dar garantías de que la OTAN no incorporará a Ucrania ni instalará tropas o armas en el país, como lo mencionó en la llamada por video con el presidente Biden.

El vicecanciller Serguei Ryabkov dijo en conferencia de prensa el viernes que si bien sería «ingenuo» esperar esas garantías en fecha próxima, Moscú seguirá reclamándolas.

«Si nuestros oponentes del otro lado ─ante todo, Estados Unidos, pero también otros países, aliados, los llamados aliados de Estados Unidos─ se niegan, tratan de torpedear todo, se encontrarán inevitablemente con un agravamiento de su propia situación de seguridad», dijo Ryabkov.

Las tensiones entre Moscú y los países occidentales se han agravado últimamente debido a la acumulación de tropas rusas cerca de la frontera con Ucrania, lo que generó temores de una posible invasión. Funcionarios rusos han negado reiteradamente cualquier plan de atacar Ucrania y a su vez han acusado a Kiev de tener planes agresivos.

Ucrania no es miembro de la OTAN, pero goza del fuerte respaldo de la alianza militar. Ryabkov dijo el viernes que la infraestructura militar de la OTAN se está «acercando lo más posible» a Rusia «a pesar de las advertencias».

Ryabkov exhortó a la OTAN a «considerar seriamente» la propuesta rusa de una moratoria en la instalación de misiles de corto y mediano alcance en Europa, que Moscú considera «un camino directo a la aceleración del enfrentamiento».

«Antes que sea demasiado tarde, debemos evitar una nueva crisis de misiles en Europa», dijo el funcionario.

Después de su conversación telefónica con Putin, Biden anunció futuras conversaciones entre Estados Unidos, sus aliados de la OTAN y Rusia para hablar de los temas de seguridad que interesan a Moscú.

Otro artículo de interés: Rusia y UE escalan peligrosamente controversia por Ucrania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s