Turquía comienza año con alta inflación y caída de lira

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Foto: PublicDomainPictures en Pixabay

Lectura: 3 minutos

El Instituto Turco de Estadísticas no mostró buenos resultados para el presidente Recep Erdogan al comenzar el año.

La inflación anual de Turquía se disparó mucho más de lo previsto, hasta el 36,08% interanual en diciembre, la más alta desde septiembre de 2002, según mostraron el lunes unos datos afectados por el desplome del valor de la lira a finales del año pasado.

En términos intermensuales, los precios al consumo subieron un 13,58%, según el Instituto Turco de Estadística, frente a un adelanto de Reuters del 9%. La previsión de inflación anual era del 30,6%.

La lira cotizaba a 13,6 frente al dólar después de los datos, un 3% más débil en el día, pero lejos de un mínimo inicial de 13,92. La lira perdió un 44% de su valor el año pasado, tras un noviembre y un diciembre volátiles.

El índice de precios de producción aumentó un 19,08% intermensual en diciembre, con una subida anual del 79,89%, según los datos publicados, que se deben en gran medida al aumento de los precios de las importaciones debido a la crisis monetaria.

Se trata del mayor IPC anual desde el 37,0% de septiembre de 2002, antes de que el Partido AK del presidente Tayyip Erdogan llegara al poder por primera vez en noviembre de ese año. Las previsiones de 13 economistas oscilaban entre el 26,4% y el 37,3%.

«Esta cifra refleja un círculo vicioso de inflación impulsada por la demanda, que es muy peligroso porque el banco central había dado a entender que la presión sobre los precios se debía a las limitaciones de la oferta, y que no podía hacer nada al respecto», dijo Ozlem Derici Sengul, socio fundador de Spinn Consulting, en Estambul.

«Hay que subir los tipos de forma inmediata y agresiva», dijo. «La inflación anual alcanzará probablemente el 40-50% en marzo».

La inflación se ha situado en torno al 20% en los últimos meses, impulsada por la caída de la lira a mínimos históricos después que el banco central recortara su tipo de interés oficial en 500 puntos básicos desde septiembre, bajo la presión de Erdogan.

El banco central ha dicho que los factores temporales estaban impulsando los precios al alza y pronosticó que la inflación seguiría un curso volátil a corto plazo.

La lira alcanzó un mínimo histórico de 18,4 frente al dólar en diciembre, antes de repuntar bruscamente la semana pasada tras las intervenciones del Estado en el mercado y después de que Erdogan anunciara un plan para proteger los depósitos en liras contra la volatilidad de la moneda.

Otro artículo de interés: Sorpresivo acercamiento entre Turquía y Rusia

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s