¿Qué les espera a las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán en 2022?

AIR Center

50375802637_b4cf4e7eac_c
Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev (centro); primer ministro armenio, Nikol Pashinián (izq.); presidente del Consejo Europeo, Charles Michel / Foto: president.az

*Escrito por Dr. Vasif Huseynov.

Lectura: 8 minutos

A pesar de los estallidos esporádicos e infrecuentes enfrentamientos mortales, el año pasado marcó un período notablemente pacífico y prometedor en la historia postsoviética de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán. Reunidos en tres ocasiones a través de la mediación de terceros, los líderes de los dos países discutieron sobre los caminos para arribar a la normalización de sus relaciones y dieron importantes mensajes de paz. La situación regional ha atravesado un largo camino desde el famoso discurso del primer ministro armenio Nikol Pashinián en Karabaj en agosto de 2019, donde, de manera populista, gritó «Karabaj es Armenia, punto».

La cumbre de líderes de Sochi el 26 de noviembre formalizó los esfuerzos de paz de las partes durante el último año, donde Armenia y Azerbaiyán básicamente reconocieron sus fronteras internacionales y comenzaron las negociaciones sobre su delimitación y demarcación. A fines de 2021, la mención del primer ministro Pashinián a las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) de 1993, como la inevitable base legal para las conversaciones sobre el estatus de la región de Karabaj, confirmó que las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán han entrado en una etapa cualitativamente nueva. Es importante recordar que las cuatro resoluciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en medio de la primera guerra de Karabaj, la comunidad internacional reconoció la integridad territorial de Azerbaiyán siendo Nagorno-Karabaj parte de ella. Refiriéndose al contenido de las negociaciones de paz entre Bakú y Ereván durante el gobierno de sus predecesores, Pashinián dijo que el estatus de Karabaj solo puede determinarse dentro de la constitución de la República de Azerbaiyán.

Armenia y Azerbaiyán han reconocido sus fronteras internacionales

Esto, junto con los logros positivos en las negociaciones sobre el desbloqueo del transporte y los canales de comunicación regional de acuerdo con el acuerdo de alto el fuego trilateral (Armenia, Azerbaiyán y Rusia) del 10 de noviembre de 2020, ha creado una base importante para creer que 2022 promete más paz y seguridad en el Cáucaso Meridional. Por esta razón, las siguientes predicciones sobre las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán para el próximo año, pueden ser sugeridas.

En primer lugar, se espera que el formato de las negociaciones permanezca como ha sido desde la última guerra: es decir, es probable que las principales decisiones se tomen dentro del formato trilateral de los líderes de Armenia, Azerbaiyán y Rusia. Desde el final de la guerra de los 44 días, Moscú parece ser, al mismo tiempo, partidario y garante de los acuerdos sobre los temas más conflictivos entre Bakú y Ereván y no parece interesado en perder su papel fundamental en este proceso en un futuro inmediato.

Desbloqueo del transporte y canales de comunicación regional

Junto con eso, podría haber contactos y reuniones entre los líderes de los dos países con la mediación de otros actores, por ejemplo, la Unión Europea. La cumbre de Bruselas con el presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y el primer ministro armenio Pashinián, el 14 de diciembre, demostró la capacidad de la Unión Europea para llevar a las dos partes a la mesa de negociaciones y alentarlas a encontrar soluciones negociadas a las disputas existentes en su agenda. Sin embargo, aunque el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, logró facilitar una reunión directa de Aliyev y Pashinián sin la mediación de terceras partes, los contactos directos frecuentes y las reuniones entre ellos llevarán más tiempo en volverse posible.

En segundo lugar, se espera que Bakú y Ereván anuncien el próximo año el establecimiento de grupos de trabajo para la delimitación de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán. Conforme a los resultados de la cumbre de Sochi, se espera la creación de una comisión internacional de los dos países con la participación de Rusia. Los avances con este fin estabilizarían aún más la frontera entre Azerbaiyán y Armenia y, como tal, evitarían la recurrencia de las violentas escaladas de 2021. El hecho de que este proceso cuente con el pleno apoyo de los tres países es significativamente importante y prometedor para la paz y la seguridad regional.

Delimitación de la frontera entre Armenia y Azerbaiyán

En tercer lugar, es probable que Bakú y Ereván sigan por buen camino también en las negociaciones sobre el desbloqueo del transporte y las comunicaciones en la región. Los resultados del año pasado brindan una base favorable para este proceso. Vale la pena recordar que los líderes de los dos países acordaron, en la cumbre de Sochi, la apertura de un ferrocarril entre las regiones occidentales de Azerbaiyán y su exclave de Najicheván a través de los territorios armenios del sur, después de un largo período de forcejeo. Ya han preparado un cronograma y estimado los costos para la reconstrucción de este ferrocarril. Sin embargo, las partes aún tienen que llegar a un acuerdo sobre los detalles técnicos de una carretera a lo largo de ese camino que Azerbaiyán llama «corredor de Zangezur» haciendo referencia al histórico nombre de la región del sur de Armenia. Podemos esperar un gran avance en esta dirección para el próximo año. Paralelamente, Armenia obtendrá acceso vía ferrocarril a Irán y Rusia a través de los territorios de Azerbaiyán, lo que creará cierto grado de interdependencia entre Armenia y Azerbaiyán, proporcionando más incentivos para la consolidación de la paz en la región.

Cuarto, se espera que la iniciativa de cooperación regional 3+3, integrada por Armenia, Azerbaiyán y Georgia, más Rusia, Irán y Turquía, y que fue propuesta tras la guerra de los 44 días, se convierta en una plataforma activa para las discusiones y soluciones de los problemas regionales en 2022. Una cumbre de los países participantes es posible si todas las partes siguen interesadas en este formato. Aunque no es probable que Georgia decida unirse a esta plataforma el próximo año debido a las tensas relaciones del país con Rusia, Tiflis tendrá que encontrar una manera de comprometerse con este grupo si se convierte en una fuerza geopolítica real en la región. La agrupación regional 3+3 tiene un gran potencial, ya que los países participantes ya tienen relaciones amistosas entre sí o están dispuestos a construir tales relaciones pronto. El acercamiento entre Bakú y Teherán tras las recientes tensiones en sus relaciones y los avances en la normalización de las relaciones entre Turquía y Armenia también serán una buena contribución a la iniciativa 3+3. De ahí que esta iniciativa podría incluso servir como una plataforma útil para la normalización de las relaciones entre Rusia y Georgia ayudando a las partes a resolver sus conflictos de manera pacífica.

Más incentivos para la consolidación de la paz en la región

Es más, los acontecimientos del año pasado y las perspectivas para el próximo año reafirman que la liberación de los territorios ocupados de Azerbaiyán en la guerra de los 44 días de 2020 ha creado una oportunidad única para la paz no solo en el Cáucaso Meridional sino también entre los países vecinos de la región. Esperamos que finalmente sea posible que la región restablezca la convivencia pacífica después de largos años de conflictos y violencia. Esta oportunidad histórica para la paz no debe darse por sentada y debe protegerse contra las fuerzas destructivas que amenazan con socavar el proceso de paz de posguerra.

*Dr. Vasif Huseynov estudió Relaciones Internacionales, Economía Política y Ciencias Políticas en Bakú, Kassel y Göttingen. Su investigación ha sido apoyada por el Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Desde 2018, ha sido investigador en el Centro de Estudios Estratégicos y profesor de Política en la Universidad Khazar de Bakú. Es investigador senior del AIR Center, especializado en seguridad internacional en el sur del Cáucaso y profesor adjunto en la universidad Khazar en Bakú, Azerbaiyán.

@HuseynovVasif

Otro artículo escrito por Vasif Huseynov: UE y Azerbaiyán: análisis de su relación previo a cumbre de Asociación Oriental

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s