Reacción positiva de Moscú a reunión con Estados Unidos

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Dmitri Peskov, portavoz del presidente ruso Vladímir Putin / Foto: Пресс-служба Президента России

Lectura: 5 minutos

«Merece una valoración positiva», dijo Dmitri Peskov, portavoz del presidente Vladímir Putin, pero «todavía no hay muchas razones para ser optimistas, habría que ser ingenuo para creer que una primera ronda da grandes resultados».

Altos funcionarios estadounidenses y rusos se reunieron el lunes en Ginebra (Suiza), en el primer encuentro de una semana de actividad diplomática entre las partes involucradas en el conflicto con Ucrania en medio de los temores de una invasión que Moscú procura desmentir.

Moscú ha exigido amplias concesiones a Washington y a sus aliados de la OTAN, que a su vez han amenazado con duras sanciones en caso de ataque.

Antes de viajar a Bruselas, donde este miércoles se realizara una reunión del Consejo OTAN-Rusia, la primera de este foro de consultas bilaterales desde 2019, el viceministro de Exteriores ruso, Alexandr Grushkó, afirmó por su parte que ha llegado el «momento de la verdad» en las relaciones con la OTAN.

Precisamente por ello, agregó, «dimos un paso inusual desde el punto de vista de la diplomacia clásica, como es el de presentar ideas detalladas en forma de proyectos de acuerdo jurídicamente vinculantes (…) sobre la manera de tener en cuenta los legítimos intereses de Rusia en materia de seguridad militar».

Según el borrador de acuerdo que Moscú propone cerrar con la Alianza Atlántica, Rusia exige al bloque que desista de cualquier actividad militar en territorio de Ucrania y de varios países de Europa Oriental, el Cáucaso y Asia Central.

Además, debe excluir una futura ampliación del bloque, incluido a Ucrania, una de las líneas rojas trazadas por el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, quien expuso la necesidad rusa de garantías de seguridad al presidente de EE. UU., Joe Biden, en su cumbre virtual del 7 de diciembre pasado.

Según el documento ruso, ambas partes se comprometerían a no emplazar ni tropas ni armamento en países del continente europeo, y a no desplegar misiles de corto y medio alcance en zonas desde las que pueden alcanzar objetivos en territorios de los países firmantes del acuerdo.

Grushkó indicó que, en las consultas de mañana, Moscú intentará obtener una respuesta concreta al proyecto de acuerdo de garantías de seguridad para Rusia. «Viajamos (a Bruselas) con expectativas realistas y la esperanza de que tendremos una conversación seria y profunda sobre los problemas reales de la seguridad europea», señaló.

Esta reunión del Consejo OTAN-Rusia tendrán lugar después de las consultas ruso-estadounidenses celebradas este lunes en Ginebra, en las que el viceministro ruso Serguéi Riabkov aseguró que Rusia no tiene intención de atacar a Ucrania. Al mismo tiempo, Riabkov consideró que sería un «gran error» si la OTAN se niega a conceder garantías de seguridad a Moscú.

En medio de la intensa actividad diplomática de las partes, se conoció un nuevo incidente en la frontera ucraniana.

Una explosión mató a dos soldados ucranianos en el este del país el lunes anunció el ejército ucraniano en medio de las negociaciones entre rusos y estadounidenses para desactivar la crisis en torno a Ucrania. Se trata de los primeros militares muertos este año en la línea del frente con los separatistas prorrusos.

El ejército ucraniano acusó por otro lado en un comunicado a los separatistas de haber realizado ataques el lunes cerca de Pisky, en la periferia de Donetsk, una «capital» rebelde. Desde hace más de un mes, Rusia es acusada por Occidente de haber congregado decenas de miles de soldados cerca de la frontera ucraniana, con miras a una posible intervención militar contra Ucrania.

Rusia desmiente cualquier intención belica y afirma que es amenazado por las «provocaciones» de Ucrania y de la OTAN, y exige que la Alianza se comprometa a no extenderse hacia los países de la extinta Unión Soviética.

Ucrania ha anunciado también la detención de un agente de los servicios de inteligencia rusos que planeaba una serie de ataques terroristas en la región oriental de Odessa, sobre el mar Negro. «El malhechor fue detenido en caliente cuando estaba reclutando a un perpetrador para futuros delitos», indicó el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU). en un comunicado.

Según Kiev, el agente era un extranjero que venía periódicamente a Ucrania en nombre de los servicios secretos rusos. «La tarea principal del detenido era sacudir la situación sociopolítica en la región de Odessa a través del sabotaje y actos terroristas», sostuvo. El SBU estableció que este hombre organizó el incendio provocado de un vehículo militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania en Odessa en diciembre de 2021.

Otro artículo de interés: Estados Unidos y Rusia en contacto por Ucrania

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s