Represión sin control en revuelta social de Kazajistán

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Tropas militares rusas en Kazajistán para «sofocar por la fuerza las protestas» / Foto: Ministry of Defence of the Russian Federation

Lectura: 3 minutos

Los violentos incidentes de la semana pasada en Kazajistán, que se iniciaron con protestas pacíficas contra el aumento del precio de la electricidad, dejaron 225 muertos, indicó la fiscalía del país el sábado.

El informe oficial se realizó con base en informes que elevan drásticamente los balances anteriores de víctimas.

«Durante el estado de emergencia, 225 cuerpos fueron recibidos por las morgues, 19 de ellos de miembros de las fuerzas de seguridad o de militares», precisó Serik Shalabaev, representante del fiscal general de esta república de Asia central.

El presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, señaló el viernes en Twitter que durante «los trágicos acontecimientos de enero», se arrestó «aproximadamente a 2.000 personas por diferentes delitos».

Las protestas, alentadas por el descontento social con la élite política y económica del país y la corrupción, devinieron en disturbios pocos días después de haber estallado.

Las autoridades kazajas han justificado su decisión de sofocar por la fuerza las protestas en la supuesta presencia de 20.000 insurgentes, terroristas internacionales y bandidos armados que, según Tokáyev, intentaron perpetrar un golpe de Estado.

El mandatario aún no ha presentado pruebas de sus afirmaciones.

Kazajistán fue escenario de unos disturbios sin precedentes desde su independencia en 1991. Causaron decenas de muertos y cientos de heridos, y al menos 12.000 personas fueron detenidas.

El fin de semana las tropas enviadas por Rusia comenzaron la retirada de Kazajistán, donde se desplegaron la semana pasada para restaurar el orden durante las protestas y disturbios que marcaron un punto de inflexión en la antigua república soviética de Asia central.

Una ceremonia oficial con los soldados de la OTSC (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva), alianza militar liderada por Rusia, tuvo lugar por la mañana en Almaty, capital económica de Kazajistán.

«La operación de mantenimiento de paz terminó (…), se cumplieron los objetivos», dijo el general ruso Andréi Serdiukov, comandante del contingente de la OTSC, con 2.030 tropas rusas, bielorrusas, armenias, tayikas y kirguises. Esas tropas fueron enviadas a Kazajistán el 6 de enero y deben concluir su salida antes del 22 de enero, según la OTSC y las autoridades kazajas.

Según el Ministerio de Defensa de Rusia, los militares comenzaron a «preparar el equipo y el material para cargarlo en aviones de las fuerzas rusas y volver a sus bases permanentes».

También empezaron la entrega a las fuerzas del orden kazajas de las infraestructuras y los edificios que habían estado asegurando durante varios días. Además, el aeropuerto de Almaty, cerrado desde la semana pasada tras haber sido saqueado, recibió su primer vuelo civil.

Otro artículo de interés: Represión rusa suma 200 muertos en Kazajistán

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s