Rusia declara agente extranjero a Deutsche Welle

INTERNACIONAL

50375802637_b4cf4e7eac_c
Director General de Deutsche Welle, Peter Limbourg / Foto: Deutsche Welle

Lectura: 3 minutos

El Ministerio de Justicia ruso anunció el lunes que considera a la emisora internacional alemana Deutsche Welle (DW) como un «agente extranjero», según se puede observar en el sitio web del ministerio.

La decisión implica que cualquier representante de la agencia informativa alemana que continúe con su tarea en Rusia podría recibir la calificación de «espía» con todas las consecuencias del caso.

Las autoridades rusas prohibieron a principios de febrero las transmisiones de DW y anunciaron que iniciarian un proceso que declararía a DW como un «agente extranjero».

La decisión se tomó el lunes «sobre la base de documentos en poder de las autoridades estatales autorizadas», dijo el ministerio en un comunicado, sin proveer más detalles.

«Desafortunadamente, esta nueva decisión arbitraria de las autoridades rusas era de esperar. Otro paso para atacar la libertad de prensa y un nuevo intento de aislar al pueblo ruso de la información gratuita», reaccionó el director general de DW, Peter Limbourg.

Todo «comenzó con el cierre forzoso de nuestro estudio en Moscú a principios de febrero, seguido del bloqueo de nuestro sitio web en Rusia en todos los idiomas de transmisión, el bloqueo gradual de las redes sociales y ahora la clasificación de DW como agente extranjero, recordó Limbourg.

«Pero nada de eso nos impide seguir informando de forma independiente y exhaustiva sobre Rusia y la región desde nuestro nuevo estudio en Letonia y desde Alemania. Y tendremos que esforzarnos mucho más para sortear la censura y los bloqueos en el futuro. Esto ya incluye clientes VPN como Psiphon o el navegador Tor», ilustró.

Christian Trippe, director de DW para Rusia, Ucrania y Europa del Este, por su parte, consideró que «el Gobierno ruso, aparentemente, ha declarado una guerra de información contra DW, como anunció a principios de febrero como parte de las medidas de represalia en respuesta a la prohibición de la emisora RT DE».

No obstante, aseguró Trippe, «nosotros, los periodistas, continuamos nuestro trabajo y brindamos información confiable para nuestro público objetivo en Rusia».

También el régimen autoritario de Bielorrusia había adoptado medidas parecidas con la DW.

El director general de DW, Peter Limbourg, acusó a Bielorrusia de usar trucos para tomar medidas contra quienes quieren formarse una opinión independiente, después que el Ministerio del Interior de Bielorrusia clasificara todo el material de DW como extremista.

Limbourg denunció la decisión, que cataloga todos los productos de DW ─e incluso su logotipo─ como extremistas.

«El bloqueo de nuestros sitios web en Bielorrusia en octubre de 2021 ya había sido una invasión increíble a la libertad de prensa. El reciente anuncio de la criminalización del logotipo de DW demuestra lo nervioso que está el régimen», dijo en un comunicado.

Agregó: «DW todavía está informando a muchas personas en Bielorrusia a través de herramientas para eludir a la censura. Especialmente después del ataque a Ucrania, los números han aumentado significativamente. Ahora, ellos quieren usar trucos baratos para crear bases pseudolegales para tomar medidas contra las personas que hacen uso de su derecho a la libertad de expresión».

Otro artículo de interés: Moscú contra Deutsche Welle

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s